jueves 18 julio 2024
InicioAntequeraLa tromba de agua salva el año más seco de los últimos...

La tromba de agua salva el año más seco de los últimos 20 años: el agua está a punto de salir en el Nacimiento

El año 2012 es de momento el más seco de los últimos 20 años en Antequera, pese a la fuerte tromba de agua del 28 de septiembre, que supuso lo que había llovido antes en 9 meses, y si llueve al menos unos 50 litros más, podría provocar que el agua vuelva a salir por gravedad en el acuífero de La Villa, según la empresa municipal Aguas del Torcal.
 
305 litros han caído desde enero de 2012, de los que 157 fueron el 28 de septiembre, por lo que la tromba de agua nos salva el año de sequía, aunque aún estamos por debajo de los años más secos de los últimos 20 años: 408,5 litros de 1994 o los 344 del 2005. 
 
El agua ha vuelto a llegar a la cueva de La Villa, estando aún por debajo del nivel “0” que supondría dejar de bombear para que salga el agua (técnica que se emplea desde la primera quincena de julio por no salir por su fuerza). Se prevé que con unas lluvias de 50 litros (el lunes cayeron 7), la normalidad volvería a La Villa y no se tendría que bombear el agua con máquinas que extraen el oro líquido ahora mismo a 7 metros bajo el nivel óptimo.
 
De todas formas, Antequera tiene reservas para 1 año, gracias a los tres puntos de agua que nos surten: el Nacimiento de la Villa (86 por ciento), Los Berros (10 por ciento) y La Magdalena (4 por ciento).
Antequera consume una media de 100 litros por segundo, precisando de diferentes depósitos en puntos claves del municipio, para poder afrontar las horas de mayor uso, que puede alcanzar los 500 litros por segundo.
 
El alcalde Manuel Barón nos destaca la suerte que tiene Antequera de disponer de estos manantiales de agua, aunque pide precaución y previsión para pensar en el futuro. Operarios de Aguas del Torcal han preparado ya la salida del Nacimiento de la Villa porque se prevé que en breve salga por su fuerza, gracias a los 157 litros que cayeron el 28 de septiembre.
 
Por otra parte, el agua de Antequera está catalogada como agua mineral y en varias ocasiones se ha estudiado su embotellado, apuntándonos el Alcalde que hoy hay interés de varias empresas, pero quizá no es el momento para que ellas pudieran invertir en una fábrica. Apunta que si se aprobara, sería por una concesión de explotación.
 
 
 
Antequera vive su peor año de lluvias de los últimos 20 años
Sólo se han registrado 305 litros, de los que 157 fueron en la tromba de agua del 28 de septiembre, por lo que a falta de dos meses y medio, estamos a 101,5 litros de los registrados en 1994 o a 37 de los 344 caídos en 2005, los años más secos hasta entonces.
 
Recorremos cómo han ido los meses desde 1994, así como apuntamos los días de más lluvia, o los intervalos de tiempo sin caer ni una gota.
   
Para los lectores e investigadores del futuro, aquí los datos de lo que cayó en Antequera desde el 1 de enero de 1994 al 16 de octubre de 2012.
El tiempo es el tema más recurrente, ya que de política y de religión, no se aconseja hablar, aunque ya hay muchos otros temas, como la “cosa”, por no decir esa palabra maldita de “la crisis”.  
Para quienes lean estas páginas, les ofrecemos argumentos, datos, para esas recurrentes conversaciones del día a día, de la lluvia en Antequera, gracias a la información que recogen cada día la empresa municipal de Aguas del Torcal, que se encarga del abastecimiento de agua, que desde su fundación, ha modernizado, sustituido, mejorado, la conducción de este bien.
El año más seco, el 2005; y el más lluvioso, el 1996
Si no llueven más de 37 litros de aquí al 31 de diciembre, la mayor sequía de los últimos 20 años seguirá siendo la del año 2005. Se contrapone con el año 1996, que fue el más copioso, con 1.583,5 litros. La media anual sería 697 litros, y sólo dos años han superado los 1.000: 1996 y los 1.064 del reciente 2010, el del Sexto Centenario.
El mes más lluvioso fue el de enero de 1996, con 475 litros, mucho más que en un año entero en los años 1994, 1998, 2005, 2007 y de momento lo que va de 2012.
Los meses sin lluvia
Sólo en el año 2005 no llovió nada en el primer mes del año: enero. Febrero se quedó en seco en 1997 y el año 2000. 1997 y 1998 fueron nulos para el mes de marzo. Y en abril no hubo ninguna precipitación ni en el año 1994 y 2005. Mayo suele ser el último mes de lluvias, siendo sólo los años 1995, 1999, 2002 y 2009 los que se quedaron sin ninguna lluvia. En nuestra ciudad, el mes de junio sólo ha tenido lluvias en 1995, 1997 y el 2011. Julio es el mes sin ninguna precipitación. Agosto ha sido el de las tormentas de verano en 1996 y 2010. Septiembre sólo se quedó a cero en el año 2004. Al igual que octubre en 1995 y 1998. Noviembre, de momento, llovió todos los años salvo en el 2004. Y en diciembre, siempre ha llovido, es por tanto el mes donde siempre llueve al menos un día.
Los días que más lluvia cayeron en Antequera fueron el 22 de enero de 1996 con 138 litros y los 157 del reciente 28 de septiembre de 2012. 
 
 
La mayor racha sin llover: en el año 2002, 153 días
En nuestra ciudad, el mayor número de días sin llover fue en el año 2002, cuando cayeron 18 litros el 15 de abril, no volvió a llover hasta el 16 de septiembre, que se registraron 10 litros.
 
El agua, un bien que no sabemos lo necesaria que es, hasta que no lo tenemos. ¡Hay que cuidar de ella!
 
El agua cae en forma de lluvia, siendo más violenta y dañina cuando cae en tromba como el día 28
Los técnicos de Aguas del Torcal nos insisten que es preferible que lluevan 50 litros durante un mes en varios días, a 157 litros como cayeron de golpe el pasado 28 de septiembre.
 
La fuerte tromba de agua reafirma que el agua que cae en El Torcal de Antequera, se dirige al Nacimiento de la Villa, ya que tras varios días, sigue subiendo el nivel del acuífero. Esto se produce porque las diferentes capas del suelo van absorbiendo el agua caída en forma de lluvia, que finalmente forman bolsas de agua bajo tierra, propagadas por las corrientes subterráneas. 
 
Los puntos de La Villa y de Los Berros (ambos en el Nacimiento de la Villa) proceden del Torcal de Antequera, siendo dos salidas en formas de pozo, una mucho más caudalosa, como es La Villa, que Los Berros. Y la de la Magdalena, surte agua superficial procedente de la montaña, antes de penetrar en la tierra. Entre los tres puntos nutren al municipio de Antequera.
 
Las aguas torrenciales dañan la superficie, como se pudo comprobar a finales de septiembre, y desperdician mucho del agua que cae, ya que la tierra no es capaz de retener la lluvia, por lo que 157 litros caídos en un mes, casi triplicarían el nivel del agua que se caen en un día.
 
Tras visitar los tres puntos en la tarde de este jueves 18 de octubre, invitaría a los antequeranos a que conocieran estos tres puntos, que muestran la naturaleza de la Villa y la Magdalena, así como la historia del hombre en búsqueda del agua para abastecer a una población, como es Antequera. Un recorrido por el que debe ser un más que bien preciado.
 
Más información, edición impresa sábado 27 de octubre de 2012 de El Sol de Antequera 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).
 
NOTICIAS RELACIONADAS
FincaEslava

Más recientes