viernes 19 julio 2024
InicioAntequeraProyecto Humano abre sus puertas para que entre todos se prevenga la...

Proyecto Humano abre sus puertas para que entre todos se prevenga la adicción a las drogas

La sede de Proyecto Humano en el antiguo convento de Capuchinos de Antequera, promovió una jornada de puertas abiertas a la que asistieron doscientas personas de la comarca con motivo del Día Internacional contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas.

Compartieron ser “prioritario reforzar las actuaciones y la colaboración de todos para conseguir un objetivo común, combatir el consumo de drogas y el grave peligro que supone para millones de personas en el mundo, desde los que sufren a causa del consumo, hasta los que padecen a causa del narcotráfico”.

Manifiesto por el Día Internacional contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas
«Desde 1986, que fue aprobado por Naciones Unidas, se vienen llevando a cabo, en este día, actuaciones encaminadas a reivindicar y concienciar sobre un grave problema que afecta a todos los sectores de nuestra sociedad y lo que es peor, cada vez a edades más tempranas.

Es prioritario reforzar las actuaciones y la colaboración de todos para conseguir un objetivo común, combatir el consumo de drogas y el grave peligro que supone para millones de personas en el mundo, desde los que sufren a causa del consumo, hasta los que padecen a causa del narcotráfico y la delincuencia que se deriva de todo ello.

Hablamos de un problema muy complejo y de gran alcance para el que es imprescindible dar prioridad a la Prevención, sin olvidar que el tratamiento basado en la evidencia es absolutamente necesario.

La campaña de este año pone de manifiesto que las políticas eficaces en materia de drogas deben basarse en la ciencia, la investigación, el pleno respeto de los derechos humanos, la compasión y una profunda comprensión de las implicaciones sociales, económicas y sanitarias del consumo de drogas ilegales.

La Asociación Resurgir Proyecto Humano Antequera, en cumplimiento de su misión y con la experiencia de 32 años de trabajo en este campo en Antequera y Comarca, tiene muy claro que este problema requiere de una visión integradora en la que instituciones, familias, grupos políticos y sociales, el ámbito educativo, la sanidad, el mundo laboral… Todos debemos tomar conciencia de la importancia de llevar a cabo acciones conjuntas porque  todos sabemos que la unión hace la fuerza.

En este día queremos poner de relieve:

– Que debemos poner a las personas por encima de todo, reclamando su dignidad indiscutible y la necesidad de empatizar con ellas. Recordemos que tener problemas de adicción, no es una elección sino un proceso que la persona padece y que la va mermando en todos los aspectos de su vida. El estigma y la discriminación siguen haciendo complicado para muchas personas el acceso a un tratamiento completo y digno. Frente a esto la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, insiste en que solamente se debería estigmatizar el mercado ilegal y no a las personas que resultan perjudicadas por el mismo. Según el Informe Mundial sobre Drogas 2023 de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, 296 millones de personas han consumido drogas ilegales en el último año, mientras que más de 39 millones sufrieron adicción a estas sustancias. Las personas afectadas no son causantes, son víctimas a las que sufrir una adicción les resta apoyo social, mina su autoestima y hace que puedan desarrollar trastornos de salud mental, los empobrece y los hace más vulnerables a un gran número de dificultades.

– Las mujeres con problemas de adicción, se enfrentan a una doble problemática, la que supone el consumo de drogas y la de consumir siendo mujeres e incumplir con los roles tradicionalmente asignados a ellas. Aunque se calcula que uno de cada tres consumidores es mujer, solamente uno de cada cinco personas en tratamiento es mujer y cuando acuden a tratamiento pueden presentar con frecuencia problemas de salud, bajos ingresos, pocos apoyos y muchas cargas familiares, todo lo cual hace que disponer del espacio y el tiempo necesarios para realizar su proceso personal y alcanzar la estabilidad les sea mucho más difícil.

– Debemos encaminar todos nuestros esfuerzos, a apoyar a las personas, que son el eslabón más débil de la cadena, los que soportan los daños y perjuicios en beneficio de unos pocos. Como sociedad tenemos que seguir dando opciones y ampliar los recursos y apoyos existentes, así como inventar nuevas formas y fórmulas que marquen el camino hacia una sociedad más justa, con estilos de vidas saludables y alternativas positivas que valoren la salud y el bienestar de todos.

Además de la problemática de las drogas, no podemos dejar pasar esta ocasión para hacer mención de las adicciones sin sustancias. Según la Organización Mundial de la Salud, una de cada cuatro personas, sufre trastornos de la conducta relacionadas con las adicciones sin sustancias. Estas adicciones, incluyen el juego patológico, el abuso de internet y las redes sociales, la adicción a las compras, al sexo, al trabajo… Actividades y comportamientos cotidianos llevados al extremo se convierten en adicción. El problema no es el tipo de conducta, sino la relación que la persona establece con ella, de tal forma que degradan a la persona y le impiden llevar una vida plena y satisfactoria. En el momento actual, esas adicciones se están convirtiendo en graves problemas para muchas personas, sobre todo los más jóvenes, por lo que solo hay una forma eficaz de trabajar para mejorar la situación y que no vaya a más, la prevención.

– Terminaremos pues, poniendo de manifiesto, que la Prevención es absolutamente una prioridad y es de índole educativa y cultural. Debemos desarrollar actitudes preventivas informando, formando y generando alternativas: en la familia como núcleo básico de la sociedad y principal trasmisora de valores, modos y costumbres; en las instituciones, fundamentales para dar cobertura y apoyo a las iniciativas preventivas, y en los medios de comunicación para que se hagan eco de actividades e informaciones que fomenten aquellos estilos de vida que cuidan el bienestar de nuestros adolescentes y jóvenes. La prevención es sin duda la mejor estrategia en la lucha contra las adicciones porque regula el equilibrio entre los factores de riesgo y los de protección en la familia, en la escuela y en la comunidad en general. Queremos invitar a la reflexión a las familias, a los colegios, las AMPAS, el Ayuntamiento, los sanitarios, las fuerzas de orden público… sobre la importancia del papel que jugamos cada uno en la prevención y del deber ineludible de trabajar conjuntamente. Cuando se trata de la vida y el futuro de las próximas generaciones, es realmente mejor “prevenir que curar”.

Gracias a todas y todos por vuestra atención.

PROYECTO HUMANO

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).
 
NOTICIAS RELACIONADAS
FincaEslava

Más recientes