domingo 14 julio 2024
InicioAntequeraSancho Melero celebra sus 75 años con una gran gala-homenaje en Antequera

Sancho Melero celebra sus 75 años con una gran gala-homenaje en Antequera

El Grupo Sancho Melero, una de las empresas-referentes de Antequera, celebró este sábado 24 una gala por su 75 aniversario, donde rindió homenaje a sus fundadores, las tres generaciones que han pasado por ella, trabajadores, proveedores y personas que han confiado en ellas.

El Hotel Convento La Magdalena fue el lugar escogido donde medio millar de personas se sumaron a la fiesta que consistió en un acto institucional y una posterior fiesta. Los tres hermanos Sancho-Melero Gómez, Ángel, Jaime y Pablo, fueron recibiendo a todos los invitados en la puerta del antiguo convento.

Ya dentro, la periodista Judith Bracho condujo la ceremonia que se basó en varias proyecciones sobre la historia y el desarrollo de Sancho Melero. Sin palabras se quedó el público al ver una recreación de lo que pasó hace 75 años. Aquel día donde el joven  entusiasta, Diego Sancho Melero, llevó en moto a dar una vuelta a su mujer, Rosario Paradas Ruiz.

Ella no sabía dónde la llevaba porque le vendó los ojos. Abrazada a él, llegó a un lugar, donde Diego le quitó la venda que le impedía ver para enseñarle un viejo obrador en la calle de Los Hornos con el que poder montar su propia confitería y cumplir su sueño juntos.

Ahí empezó una marca, Sancho Melero, que desde magdalenas a mantecados, pasando por piquillos y colines, fue expandiéndose conforme pasaban los años. Hoy, después de tres generaciones, sus nietos, la tercera generación factura 29 millones de euros. Desde el corazón de Andalucía han creado un grupo que aglutina a Industrias Confiteras Antequeranas (dedicada a la fabricación), Unión Mels (su red comercial) y Nexo L&T (logística y tecnología).

Su marca está presente en toda España y exportan a Europa (Portugal, Francia, Holanda, Alemania, Italia, Polonia, Bulgaria e Inglaterra), de igual modo que ya llegan a Asia y África (Ucrania, Arabia Saudí, Dubai, Qatar, Marruecos, Japón y Corea del Sur).

 

Homenaje a Rosario, la abuela, y a Ángel Diego y Remedios, la segunda generación

Muy acertados, llamaron a Rosario, la abuela, la mujer de Diego, la que se subió a la moto en 1948. Recibió un placa-homenaje y se dirigió a todos, dando las gracias y recordando a su marido, para quien la empresa era su vida y él era la empresa.

La recibió de manos del alcalde Manuel Barón, quien adelantó que el Ayuntamiento le rendirá dos homenajes. Uno, en el Día de Antequera y Santa Eufemia, el 16 de Septiembre, recibirán la medalla de la jarra de azucenas. Y en segundo lugar, la Avenida de la Campsa, donde creció la empresa, recibirá el nombre de Diego Sancho Melero, siendo muy bien recibidas las propuestas.

En una gala de homenajes, la diputada Esperanza González entregó una placa Ángel Diego Sancho-Melero Paradas, hijo de los fundadores, y su esposa Remedios Gómez Reguero, por su jubilación y como agradecimiento de la entrega de la segunda generación.

A la vez, se siguió publicando un documental con recuerdos de todos los hijos de Diego y Rosario, quienes compartieron cómo fue crecer en la casa de sus madres donde las tareas del hogar no fue quitar la mesa, sino contribuir con lo que se pudiera a la empresa familiar.

Cerraron el acto los tres hermanos Sancho-Melero Gómez, Ángel, Jaime y Pablo, quienes representan a la tercera generación, la que hoy lleva el grupo. Mostraron su agradecimiento a todos los presentes, con el deseo e ilusión «que sigan las siguientes generaciones para que siga siendo familiar», como pidió su padre.

Tuvieron palabras para todos, los abuelos, los tíos, los padres, los hermanos, los trabajadores, los clientes, Antequera y todas las ciudades y países que hoy reciben sus productos. Enfatizaron su deseo, admiración y agradecimiento a su padre. «Me gustaría verte disfrutar de lo trabajado y vivido».

También tuvieron palabras para sus hijos, sus esposas, su hermana, su madre, quienes saben lo que es vivir y trabajar por y para la empresa que 75 años después, sigue en manos de la misma familia que la fundó, pero en su ya tercera generación.

Agradecieron la confianza y se comprometieron a seguir manteniendo viva la llama que forjaron los abuelos y que avivaron los hijos y que hoy tienen ellos la responsabilidad de mantenerla.

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).
 
NOTICIAS RELACIONADAS
FincaEslava

Más recientes