martes 20 febrero 2024
InicioCofradíasEl Rosario luce en la calle un cortejo que es más que...

El Rosario luce en la calle un cortejo que es más que una procesión de Gloria

La Cofradía del Rosario cerró sus cultos anuales en Antequera con su procesión en una mañana soleada y veraniega de domingo. En ella, destacó el afán por mejorar y ampliar su cortejo, no sólo con jóvenes, sino también recuperando y manteniendo los antiguos faroles.

Como el resto de cofradías de Gloria, va a más y mejor cada año. Se notó el adelanto de la hora de salida procesional, lo que le permite llegar a mejor hora de regreso.

Tras el triduo previo con el día de su festividad como culmen el sábado 7, llegaba la procesión, que partió a las 11,30 horas del templo dominico. Campanas anunciaban su salida, este año con dos tronos llevados por niños, ambos basados en los antiguos faroles de su rosario.

Tras dejar Santo Domingo, entrada por calle Pasillas y llegada a Peñuelas, donde vecinos adornan fachadas y balcones para recibir a la Virgen. Y bajada por calle Carreteros y Comedias, por donde antiguamente pasaban las procesiones en Antequera. Es de destacar que busquen recorridos con historia y tradición.

La estrechez de las calles fusionaban la forma de mecer de los hermanacos con el sonido de la Unión Musical Hispalense, banda sevillana que derrochó repertorio de Semana Santa.

El sol realzaba la plata del templete de la Virgen, imagen fue relacionada con intersecciones antiguas que ayudaron a resoluciones milagrosas de epidemias como la de 1679. La peste asolaba Andalucía y tras invocar a la imagen mariana, la ciudad se salvó de la mortalidad que padeció.

Subida por Lucena y llegada a San Sebastián, la iglesia mayor y colegial donde les esperaba el arcipreste de la ciudad, Antonio Fernández, y representantes de la Cofradía del Mayor Dolor.

Y para terminar, complicado paso en la subida por la empinada Cuesta de la Paz, la misma donde «corre la vega» la Cofradía de La Paz, que comparte templo con el Rosario.

Ya dentro de la iglesia, el trono se volvió a subir a hombros de los hermanacos mientras la banda despedía la procesión con la marcha «La Madrugá» en un final apoteósico donde se volvió a repetir los rayos de colores que entran por las vidrieras del templo, que dan ese color especial. Con el rezo de la Salve se terminaban la procesión y los cultos destacados de este año.

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes