domingo 19 mayo 2024
InicioCofradías“Que nuestra juventud reciba el testigo de la devoción al Señor de...

“Que nuestra juventud reciba el testigo de la devoción al Señor de Antequera”

El hermano mayor de la Real Hermandad del Señor de la Salud y de las Aguas de Antequera representa a las devociones que se mantienen en las familias de generación en generación. Gabriel Robledo López nació el 5 de septiembre de 1955. Con 68 años, es hijo de los recordados Luis Robledo Borrego y Dolores López Sánchez.

Se casó con Juana Cañas Monterroso con quien tiene dos hijos: Luis y Cristina. Trabajó en la banca, siempre relacionado con el Señor, ahora además de estar al frente de la cofradía, sigue disfrutando de su gran pasión: sus nietos. Así, Luis, Gabriel y Pedro son la llama que mantiene viva la identidad de la familia y de la devoción al Patrón.

Estamos en mayo y en Antequera es el mes de la Virgen y del Señor. Tras la “bajada” y la primera novena, entrevistamos al hermano mayor de la Real Hermandad del Señor de la Salud y de las Aguas, Gabriel Robledo López. Veterano entre los directivos y devotos, afronta un nuevo año con la ilusión del aniversario que celebrarán el próximo año 2025.

Todos los años son diferentes donde las vivencias marcan el día a día de una devoción. La fe y la esperanza fueron las sentidas en la “bajada” del Señor este año. Quizá la edad te hace ver la vida de otra manera y ser consciente de lo que expresan quienes se acercan al Señor. Así empezamos la entrevista en nuestra Redacción.

“Se está viendo que la riqueza devocional de Antequera sigue pujante y a menos que se fomente, hay respuesta”. Un gancho que llama a la puerta de la “Iglesia que está remando calle adentro y se está dando cuenta lo que puede aportar la riqueza de las devociones populares”.

En el inicio de las novenas, un año con la incorporación de la Orden del Infante don Fernando y Santa Eufemia al día noveno. Reflejo de los colectivos sociales. “Tenemos referencias de los gremios que durante más de 350 años han ido celebrando sus cultos al Señor, siendo una fotografía de la sociedad antequerana del momento”.
“Si hace años podríamos hablar de los molineros, los harineros, la lavanderas, de tantos colectivos que eran la presencia de la sociedad, hoy son otras realidades” que llevan a doblar “los colectivos”.

Siempre hay quien quiere entrar. “Por ejemplo, las monjas de clausura, de alguna forma, participan en la liturgia del día 3, porque queríamos que también estuvieran presentes”.
Como realizan desde la pandemia, el Señor está ya “bajado” al empezar el acto cuando se abren las puertas para que entren los devotos. “Con la pandemia, nos planteó pensar en la posibilidad de hacerlo de esta forma que creo que el hecho de llegar y verlo cómo te recibe en la puerta de su casa…”. Por otro lado: “El acceso al camarín lo tenemos todos los domingos del año, salvo en mayo”.

Antes, por la mañana, se traslada desde su capilla hasta la puerta principal. “Se coloca en la nueva peana, se hace a puerta cerrada, pero quien quiera, puede estar. Se hace en la misma mañana del sábado de la bajada”.

Siempre viene bien recordar las fechas. ¿Cuándo sale el Señor? El sábado después del 18 de mayo. “El año pasado estaba el Señor en el trono los últimos días de las novenas, ya que fue la salida el 20 de mayo. Este año tenemos casi una semana para prepararlo”.
Empezamos por la misa de peregrinos.

¿Alguna novedad? “Si Dios quiere, se tendrá un estreno por todo lo que viene el año próximo. El compositor de la marcha procesional del Señor, Pepe Molina Comino, está trabajando en el proyecto de una misa dedicada al Señor. Habrá en estreno de una de las piezas en el ofertorio”.

Será una misa especial con partes propias en “lo que se puede hacer como el canto de entrada y ofertorio, donde nuestro hermano Manuel Barón, ha compuesto estos textos”.

El recorrido más cómodo para los devotos que alumbran al Señor
Recordamos lo que supuso para el Señor la calle Niña de Antequera para su recorrido actual y le planteamos si hay posibilidad de mejorar el itinerario que recorren. “Tenemos unas circunstancias que, como se dice en el barrio, tenemos que llegar a Antequera. A veces, lo mejor no es forzar, sino aprovechar las circunstancias. Nuestra premisa es que quienes vienen a alumbrar lo hagan con la mayor comodidad y el recorrido actual, es el más adecuado”.

Hay novedades de nuevo en las andas. Forja 3, con dirección técnica de Andrés Carmona del Estudio de Arquitectura Marcos Sánchez, han “conseguido ampliar el trono a 68 hermanacos, que creo que es un número adecuado para lo que hoy día se está moviendo a la forma de trabajar en ese recorrido con seguridad para los hermanacos y para la imagen. Se ha cambiado la estructura y las andas”.

Musicalmente, seguirá la Banda Municipal de Música “Maestro Paco Tenorio” de Arriate. “Ambas partes terminamos contentos el año pasado y seguirán este año”.

A las personas que alumbran les pide “que fueran detrás del trono ser posible, pero no somos nadie para dejarles que fueran en otro sitio, como puede ser ir delante como empezarían con sus padres”. En definitiva: “Que vayan donde consideren”.

Nunca es malo recordar el tema de las velas. “Intentamos que tengan tanto de cera líquida como eléctrica. Si optan por la cera tradicional, lo único que pedimos es que soliciten un recoge cera que disponemos para que haya el menor impacto negativo”.

A las ofrendas de luz, las de la oraciones. Vino para quedarse la del himno de las franciscanas de Madre Carmen al Señor en Las Descalzas. “Si Dios quiere, ya se lo hemos pedido, que tienen que ofrecerle esa ofrenda tan bonita con su himno en las Descalzas”. ¿Alguna más prevista? “El año pasado tuvimos otras ofrendas que surgieron durante el trayecto”.

Una procesión pasando por varias iglesias. “Visitamos todos los templos del camino y queremos testimoniarles a todos el gran cariño de la gran familia de la devoción antequerana”. ¿Hora prevista de llegar a los Remedios, San Sebastián? “A los Remedios sobre las 21,30 horas, a San Sebastián sobre las 22. Queremos que los niños vean al Señor y queremos adaptarnos a su horario”.

Si el viento lo permite, el último será en el Portichuelo. “El tiempo se soluciona y se aprende de los que te han dejado el testimonio. Es una visita entrañable para nosotros por la unión que existe entre la Madre y el Hijo en la Parroquia de San Juan”. Fue el gran momento de la Magna. “La Magna fue para mí, una bendición en Antequera, en muchos sentidos, con momentos que a lo personal, te llega especialmente”.

¿Habrá algo especial para el final? “Se está barajando alguna posibilidad, pero falta por concretarla con alguna ofrenda cerca del Henchidero”.

Y tras la procesión, la misa de enfermos. “El miércoles posterior, el 29 de mayo a las 18 horas, será la misa que dedicamos para quienes nos han enseñado a querer al Señor de la Salud y de las Aguas. Terminada con el espontáneo traslado de quienes estén allí para que vuelva a su capilla”.

El aniversario de 2025
Ayer viernes lo aprobó el Obispado. Se trata de… “El 350 aniversario de la fundación de la Real Hermandad del Señor de la Salud y de las Aguas y Ánimas de San Juan. De la Hermandad en sí que se funda como hermandad de ánimas y ya tenía como titular al Señor”.

Todo en ese año jubilar de la Iglesia. “Así es, estaremos dentro de las celebraciones en el 2025. En la línea de las imágenes de Andalucía que estarán en el Vaticano, nosotros hemos hecho un programa que está bajo el lema: Fe, Esperanza y Caridad, que son las tres pautas que marca el Papa. Y a través de ello, el 17 de marzo se aprobó en cabildo el proyecto de actividades y está presentado al Obispado para que nos den conformidad al mismo”. Lo concedieron ayer.

“Se contemplan apartados de formación, de caridad y de culto. En éste, aparte de la celebración, una salida de carácter misional. La idea sería acudir al Cementerio de Antequera para que se celebrase allí una misa. Creo que tiene su sentido porque ¿cuántas lápidas hay allí que tienen al Señor de la Salud y de las Aguas? Y son ellos, cuyos restos descansan allí, los que nos inculcaron la devoción hacia Él. Y también para los jóvenes descubran esa huella”.

Será en… “Noviembre porque tiene su significado. Las fechas, el segundo fin de semana, el primero es para los santos”. El día 7 sería una función de difuntos; el 8, traslado y misa en el Cementerio y procesión de regreso. Y el 9, misa de Acción de Gracias. ¿Qué diferencia la procesión misional con la extraordinaria? “La misional sería remover la fe, nuestro planteamiento religioso. Extraordinaria sería el regreso con otro carácter”.

¿Y cómo iría el Señor? “La idea es el proyecto de recuperar el trono anterior, el dosel tal y como lo vieron nuestros abuelos y bisabuelos. El palio actual es de hace 126 años. Así, además, se recupera un palio con más de 150 años”.

Antes de terminar, nos pide la palabra y nos expone: “Animo a los jóvenes de Antequera a que sean ellos los que se incorporen a estas tareas que tenemos por organizar. Que nuestra juventud reciba el testigo de la devoción al Señor”. Fe, Esperanza y Caridad.

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes