domingo 21 abril 2024
InicioLa EntrevistaPersonajesLa inspiradora historia del ‘míster’ Alberto Zoilo

La inspiradora historia del ‘míster’ Alberto Zoilo

Algunos relatos comienzan cuando menos los esperas y merecen ser contados hasta el final. Es el caso del antequerano Alberto Zoilo, quien fue noticia en 2010 cuando quedó paralizado de garganta hacia abajo al ser revolcado por una ola. Tras un año en el Hospital de Parapléjicos, en Toledo, Alberto volvió a casa y a base de esfuerzo se reinventó. Ahora es segundo entrenador del ‘Cadete’ de ‘Segunda’ del Antequera y una inspiración: “Hay que mirar hacia adelante y fijarse en lo positivo”.

 

Todos los medios de comunicación, locales y nacionales, se hicieron eco del fatídico accidente del antequerano Alberto Zoilo. Corría el año 2010 cuando Zoilo, que jugaba en los cadetes del Antequera, fue revolcado por una ola en el mar y quedó en estado de parálisis total.

Toda Antequera se movilizó, en especial el mundo del deporte. Sin embargo, la historia de Alberto Zoilo no se quedó ahí y su afán de superación por mejorar y salir adelante también merece ser contado 9 años después.

Actualmente, Alberto es un chaval más de Antequera que sigue ligado a lo que más le gusta, el fútbol. Es segundo entrenador del equipo Cadete de ‘Segunda División Andaluza’ junto a Manolo Sevilla. “El fútbol me gustó siempre desde pequeño y al ver a mis amigos jugar, me dije que tenía que volver a engancharme al fútbol de alguna manera y me decidí a prepararme para ser entrenador y sacarme los títulos”.

Quizá la mayor secuela de aquel hecho es que no puede jugar a fútbol en el campo, pero su capacidad de supervivencia y positividad le hacen una persona especial, logrando su particular reinvención para hacerlo desde el banquillo. “Comencé de Delegado y este año es el primero como ‘segundo’. Estamos haciendo un buen trabajo y todo marcha muy bien. Ya que no puedo disfrutar en los terrenos de juego, en el banquillo como entrenador también me gusta. Es muy bonito”.

En esta línea, el ‘míster’ Zoilo se refiere a lo que más le gusta de esta parcela: “La experiencia de ver a los niños mejorar, hacer que evolucionen… es una satisfacción alucinante. Más allá de mirar el resultado, en el Fútbol Base hay que buscar que el niño tenga un aprendizaje constante”.

La filosofía de Zoilo: “El vaso siempre medio lleno”

Para llegar hasta aquí, Alberto ha recorrido un duro camino. Nos confiesa que su regreso tras el accidente fue muy duro: “Estuve en Toledo en un hospital muy adaptado y al volver me encontré la realidad. Fue muy duro, pero fueron pasando los años y empecé a hacer vida normal”.

Zoilo asume con humildad la misión de servir como ejemplo de inspiración para aquellas personas a las que ocurra algo similar: “Hay que mirar hacia adelante, como mires atrás, estás perdido. Yo siempre digo que el vaso hay que mirarlo medio lleno, nunca medio vacío. Si yo he podido, los demás también pueden. Con esfuerzo y positividad, todo sale”.

Ahora sí, la historia de Alberto Zoilo luce completa… hasta el 2019.

Más información, edición impresa sábado 9 de febrero de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).

 

 

 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes