martes 28 mayo 2024
InicioOpinionesCondes de la Camorra. V Conde: Francisco de Paula Pareja (XVIII)

Condes de la Camorra. V Conde: Francisco de Paula Pareja (XVIII)

Continuamos esta semana con la historia del V Conde de la Camorra, Francisco de Paula Pareja Obregón.

Corriendo el año 1853, la lluvia había sido muy abundante desde sus inicios y había dejado en paro, por imposibilidad de ejecutar las faenas del campo, a muchos trabajadores del sector. Además, una gran tormenta de pedrisco acaecida el día tres de junio empeoró aún más la situación y dejó muy maltrecha la economía agrícola. Para mitigar tales efectos perniciosos el Ayuntamiento bajo la presidencia de Manuel Aranda Sarabia…

Para mitigar tales efectos perniciosos el Ayuntamiento bajo la presidencia de Manuel Aranda Sarabia (alcalde hasta finales de junio de ese año) se reunió con los mayores contribuyentes de la ciudad entre ellos el Conde de la Camorra Francisco de Paula Pareja, a fin de remediar la situación de tantos campesinos.

En la reunión se concretaron ayudas al sector, en concreto un real a cada obrero del fondo de imprevistos del ayuntamiento y se realizaron colectas y suscripciones en las parroquias. Se hicieron comisiones de reparto del dinero recaudado comprobándose que en los Remedios se había logrado un reparto de 412 reales, en San Francisco 372 reales y la comisión de la Trinidad 326 reales. Total 1.100 reales.

Entre las medidas tomadas, una de carácter excepcional, pues a fin de dar remedio a la paupérrima situación económica de los jornaleros, se aprobó la no contratación de trabajadores de otras poblaciones en faenas del campo, y al tiempo, se solicitó al Gobernador Civil, el aumento de los fondos destinados a la construcción de la nueva carretera hacia Málaga, para emplear en su cometido a los jornaleros que carecían de trabajo.

Francisco de Paula Pareja, Conde de la Camorra, teniente de alcalde

A mediados de año fue nombrado alcalde Vicente Robledo Checa, y al siguiente, celebradas elecciones en noviembre de 1853 y escrutados los resultados, resultó elegido como alcalde primero Antonio Casaus Ortiz y como tercer teniente de Alcalde, Francisco de Paula Pareja, Conde de la Camorra, corporación que tomó posesión a primeros de 1854. 

Eran fechas en la que se debatía el recorrido de la línea férrea entre Córdoba y Málaga y el Ayuntamiento comunicaba a la reina Isabel II, un par de meses después del inicio de su andadura política, su total disconformidad, pesar y lamento por la variación introducida en esta línea de ferrocarril que la desviaría de Antequera, resaltando los perjuicios que se derivarían de ello.

Condescamorra retrato 02 13112021

Bienio Libera 1854-1856

El periodo comprendido entre julio de 1854 y julio de 1856 es conocido en España, como Bienio Liberal. 

En este período, el Partido Progresista intentó reformar el sistema político que regía la administración, dominada durante los diez últimos años por gobiernos moderados. Este bienio comenzó con la unión de progresistas y moderados apoyando el pronunciamiento del general O’Donell, quien encabezó la revolución liberal de 1854 que finalizaría en 1856, tras abandonar Espartero la presidencia del Gobierno, en el que el propio O’Donell era ministro de defensa.

Al inicio de este bienio y coincidiendo con los incidentes que dieron lugar a la apertura de este período, el ayuntamiento antequerano el día 16 de julio de 1854 (domingo) se reunió para analizar los incidentes y la situación de inseguridad en que quedaba la población tras la orden del Gobierno de retirar a la Guardia Civil de esta ciudad y concentrarla en la capital malagueña. En esa reunión se acordó dirigir una instancia al Gobernador Civil solicitando la vuelta a la ciudad de las fuerzas de la Guardia Civil, cuya ausencia se dejaba notar. 

El término municipal quedó sin vigilancia y en soledad los campos y los caminos, y en la solicitud el propio ayuntamiento proponía además la formación de una partida rural de seis u ocho hombres para sustituir a la Guardia Civil, mientras no se ordenase su vuelta y pudieran patrullar el término. 

Mientras tanto, en ese verano se constituyeron Juntas de Gobierno tanto a nivel provincial como local, para dirigir las administraciones públicas en sus respectivos ámbitos de actuación. 

Situación en Antequera

En nuestra ciudad, tras el pronunciamiento liberal, se constituyó una Junta Directiva de Gobierno al mando del Marqués de la Vega, que el día 21 de julio de 1854, envió una comunicación al Ayuntamiento que decía: 

“Como consta a V.I., ha tenido efecto en la mañana de hoy el pronunciamiento de esta ciudad con la sensatez y cordura propia de este pueblo, sin que haya habido desgracia alguna que lamentar y como el buen comportamiento de esa ilustre Corporación en tan críticas circunstancias, la ha hecho acreedora a la confianza pública, ha acordado esta Junta se den a V.I. las gracias y que continúe en el desempeño de sus funciones según lo ha verificado hasta ahora, pero con la dependencia a esta Junta en los casos correspondientes”. 20-7-1854, Presidente de la Junta: el Marqués de la Vega. 

El ayuntamiento quedó enterado de que debía obediencia a la Junta Directiva Local, no obstante, continuaba ocupándose de los intereses puramente locales, dejando a cargo de la Junta todo lo demás.

En la tarde del día 23 de julio, domingo, se reunió el Consistorio en las casas del Conde de la Camorra, ejerciendo éste interinamente la Alcaldía, por disponerlo así el Alcalde Antonio Casaus Ortiz, al tener que ausentarse de la ciudad por problemas de salud. El Ayuntamiento atendiendo a lo comunicado por la Junta Directiva, expresó su adhesión incondicional al pronunciamiento y reconoció la autoridad de la Junta.

Cesión del retrato del Conde fallecido, Luis María Pareja y posterior solicitud de devolución

El 28 de julio la Junta Directiva trasladó su agradecimiento al ayuntamiento por su adhesión al pronunciamiento y acordó honrar la memoria de Luis María Pareja Obregón, IV Conde de la Camorra, por su trayectoria liberal, instando la colocación de un retrato suyo en el salón consistorial para que sirviera de estímulo a la población y a las autoridades y trataran todos de imitar sus virtudes cívicas.

Esta Junta Local ordenó cambiar la composición del ayuntamiento, de acuerdo a sus directrices, y señaló para la celebración de nuevas elecciones los días 31 de ese mes y el 1 de agosto. En estas elecciones participarían todos los vecinos que fueran cabezas de familia y se nombrarían tres alcaldes, 12 regidores y 2 procuradores síndicos, de acuerdo a la planta que tenía en 1843. A continuación, se reunió el ayuntamiento bajo la presidencia interina del Conde de la Camorra, Francisco de Paula Pareja, a fin de cumplir lo ordenado por la Junta Directiva y se eligió alcalde  primero, al Marqués de la Vega de Santa María; alcalde segundo, al Marqués de Casa Saavedra, Carlos Mantilla y Valderrama; alcalde tercero, a Gaspar Carrasco y Luque. Como procuradores síndicos fueron elegidos, Francisco Joaquín Aguilar Pérez Coronel y José González Berdún.

El día diez de agosto de 1854, el Conde de la Camorra cedió al ayuntamiento el retrato de su hermano Luis María Pareja Obregón, a petición de las nuevas autoridades, pero poniendo la condición de conservar la propiedad para usar de ella cuando lo creyera conveniente.

Días después, una vez cesa en sus funciones la Junta Directiva de Gobierno, toma el nuevo ayuntamiento las primeras medidas políticas, entre ellas la de dividir la ciudad en tres cuarteles, doce departamentos y 24 alcaldías de barrio. Efectúa luego, nuevos alistamientos en la Milicia Nacional, reorganiza la misma y elige a los jefes de las distintas compañías.

Las medidas recién tomadas no debieron ser del agrado de nuevo Conde de la Camorra, Francisco de Paula Pareja, pues días después solicitó la devolución del retrato de su hermano Luis María, cedido al Ayuntamiento.

Resulta extraño este comportamiento del Conde y este cambio de opinión en tan escaso período de tiempo, quince días, que transcurrieron entre la cesión que hace al Ayuntamiento del retrato de su hermano y la solicitud de su devolución. A pesar de la cesión inicial, algunas sospechas debían ya infundirles los nuevos gobernantes municipales, cuando cedió el retrato reservándose la propiedad del mismo “para conservarla y usar de ella cuando lo creyera conveniente”. 

Seguramente su pensamiento ideológico no se correspondía exactamente con los de las nuevas autoridades municipales, prueba de ello, es que posteriormente y durante los gobiernos de carácter más conservador de la Unión Liberal de O’Donell (1863-68), el Conde fue elegido por la Reina, Alcalde Corregidor de Antequera y luego de Málaga, donde le sorprendió la Revolución de 1868. 

Posiblemente, las primeras medidas progresistas adoptadas por la municipalidad antequerana estaban alejadas de su ideología política o simplemente creyó que su hermano Luis María, liberal pero quizá de los llamados “templados”, no aprobaría el radicalismo del nuevo ayuntamiento y en respeto a su memoria, solicitó la devolución de su retrato.

En nuestra ciudad, este bienio estuvo dominado por personal afecto al progresismo y a sus nuevas corrientes encabezados por la familia Aguilar, en especial por Francisco Joaquín de Aguilar y Pérez Coronel, elegido alcalde en 1855 y por su hermano José Antonio Aguilar, elegido Diputado a Cortes. 

 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 13 de noviembre de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).
 
 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes