viernes 14 junio 2024
InicioComercio y EmpresasMaría Dolores Vidaurreta, de DeMaría Hogar: “Tengo una clientela maravillosa”

María Dolores Vidaurreta, de DeMaría Hogar: “Tengo una clientela maravillosa”

Arriesgarse a empezar, mantenerse en el tiempo y lograr la confianza de los clientes son tres pilares fundamentales en cualquier comercio, tres baluartes sobre los que ha crecido DeMaría Hogar que cumple 13 años desde que abrió sus puertas.

De aquella tienda de color fucsia y verde a la ahora, sosegada, espaciosa y cargada de aromas, ha habido muchos cambios, para su propietaria, María Dolores Vidaurreta, es “otra tienda, era una tienda más de detalles, de cosas pequeñas, muchos regalos pequeños con cosas para niños, que ahora ya no tenemos, aunque sí para bebés o para comuniones; pero ha cambiado completamente. Aunque nosotros siempre estamos cambiando”, ofreciendo nuevos artículos, nueva apariencia del espacio y con escaparates que son reclamo de los viandantes.

En este progreso vivido, se siente mucho más cómoda: “La de entonces era una franquicia cuando empezó y yo estaba obligada a hacer determinadas cosas, ahora no tiene nada que ver. Ahora lo hago a mi gusto y de la forma que yo quiero y claro, para todos los gustos de los clientes”.

En DeMaría Hogar puede encontrar no sólo decoración sino también “menaje, colchas, cojines, los aromas, los regalos sobre todo, de señora; complementos…”. La decoración, que se su gran fuerte, nos apunta las tendencias actuales: “Se siguen llevando mucho los dorados, llevamos un par de años y tres que encantan los tonos dorados; y luego las maderas muy claritas en tonos naturales”.

La permanencia de sus clientes

A lo largo de estos años DeMaría Hogar ha conseguido tener unos clientes fijos que confían plenamente en ellos.

En este sentido, nos recalca “tengo una clientela maravillosa, lo digo de corazón. Tengo un negocio que se presta a venir contento, tú vienes contento porque vienes a comprar algo que te apetece, es verdad que los clientes son muy amables, muy agradables. A veces actuamos de psicólogos, escuchando un poco, nos gusta charlar con nuestros vecinos”. Y José Antonio Luque quien comparte con ella las horas tras el mostrador y en la tienda afirma: “Les servimos de ayuda, hay gente que necesita que le escuchen, que vienen a a ver las cosas de la tienda, vienen a desahogarse” y también a por sus artículos.

Les dejamos con esa sonrisa que nos muestran cuando hablan de sus clientes, algo que estamos seguros, ellos también les ofrecen cuando entran por las puertas de su comercio, dejando las prisas fuera para el disfrute de los sentidos.

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes