viernes 19 julio 2024
InicioOpinionesNatación terapéutica

Natación terapéutica

En la imagen, el grupo de personas participantes en la mencionada actividad, temporada 2023/24. Un trabajo que comprende una primera parte en gimnasio, otra segunda, en el agua de la piscina cubierta, ambas encaminadas al tratamiento de las distintas dolencias.
Cuando la edad cronológica va sumando cifras y los datos del DNI no se corresponden con nuestras sensaciones y o vivencias quizá estemos necesitando de una buena revisión por parte de los buenos profesionales que nos ayuden a prevenir enfermedades como lo son, un/a buen dietista y un/a fisioterapeuta, dado que, y esperemos que más tarde que temprano, el hasta ahora proceso irreversible, nos ha de llevar a perder la guerra contra el tiempo.

Ahora bien, se verá disminuida nuestra capacidad física, mucho mas, por dejar de usarla que por cumplir años. Algún que otro día compruebo el peso en la báscula, que no engaña, a primera hora del día, después de pasar por el baño, antes del desayuno acredito, “ingresos y gastos” esto no falla. Y, con alegría observo que sigo pesando lo mismo que cuando estaba soltero, si, es que, en la vida de casado es más fácil ampliar agujeros en el cinturón. Y cuando la juventud se nos escapa del cuerpo, la gravedad se convierte en un rival más duro si cabe que los agujeros del cinturón, y es ahí que nos venimos a dar cuenta de todo aquello que nos hemos esforzado por mantener en su lugar, aquello que se nos desparrama como agua en las manos. Entonces decidimos comer menos, pero nos llenamos de hambre, se nos desvela el sueño, tomamos colágeno para contrarrestar, limón, jengibre, miel, los omega 3 y cuanta dieta y formula mágica nos llega.

Se mejora algo, pero la realidad más cruda nos llega cuando nuestro peluquero, nos pone un espejo detrás del cuello y nos pregunta… ¿le corto algo mas?, horror, no me preocupa cuanto deba cortar, si, más que menos, cuando lo que observamos es, y el corazón se me acelera al comprobarlo, que de seguir así, pronto no tendrá, donde cortar. Se acaban las cremas y pomadas para borrar las marcas de, las risas, las penas, los trasnochos y enojos de nuestro semblante.

Un día nos damos cuenta de la realidad del cinto, se le ven las señales donde otras veces hizo su cometido, no distinguimos las letras ni las etiquetas de los productos que pretendemos comprar, sin las gafas de presbicia. Las canas aparecen hasta en las cejas. Nuestra cintura se va emparejando y hemos de hacer la “puntería” a cálculo, perdemos la visión de… dado que un fuerte cambio de rasante se interpone a la hora de hacer pis, debemos hacerlo sentados o nos costará seria reprimenda en casa… las rodillas se resienten. Nos cansamos de contraer el vientre al mirarnos al espejo y cuando nos toman alguna foto, ya no somos aquel joven que fuimos. Y aceptamos muy a pesar nuestro que nos queda mucha menos vida por vivir, que la ya vivida.

Pero no todo está perdido, los resultados obtenidos tras una nueva temporada trabajando lumbares, abdominales, dorsales, técnicas de respiración, brazos, cuello, cervicales, hombros, y las sentadillas, las máximas posibles en veinte segundos. Trabajos con pesas, en el TRX varias repeticiones, la cobra, el caballero, el perro y el gato. Y cómo no, los desafíos en el agua, con el churro, con la tabla, sí, sí, de rodillas y la vuelta de espaldas, por favor.

Los juegos y más desafíos, el máximo de vueltas en seis minutos, y para el final de curso, “los exámenes” prueba del equilibrio trabajado a lo largo del curso, en la colchoneta flotante en el agua, póngase de pie, el caballero, girar de sentido encima del inestable soporte donde a duras nos mantenemos erguidos. Resultado y nota final, varios años menos en la edad biológica, mejor calidad de vida y más capacidad física para afrontar la edad cronológica.

Gracias a todo el grupo, por vuestros esfuerzos, por vuestras risas, por el buen humor, por tener fe en el trabajo, al que cada semana nos enfrentábamos. ¡Gracias, Jefe!

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes