martes 16 julio 2024
InicioNo categorizadoDía Mundial del Libro: ¿por qué se eligió el 23 de abril?

Día Mundial del Libro: ¿por qué se eligió el 23 de abril?

El día 23 de abril es ya una tradición celebrar el Día Mundial del Libro, así es la denominación correcta, aunque la mayoría lo denomina Día Internacional del Libro.

Cabe preguntarse el porqué de ese día en concreto y no otro y voy a tratar de explicarlo: El diciembre de 1903, Mariano de Cavia, en las páginas del diario “El Imparcial” recordaba que en el año 1905 habrían de cumplirse los 300 años de la publicación de nuestra novela más universal “El Quijote” y proponía la celebración de un conjunto de actos. Curiosamente, esta propuesta fue acogida como suya por los organismos oficiales, pero, sin embargo, los jóvenes intelectuales, como Ramiro de Maeztu y José Martínez Ruiz se opusieron a ello. 

Posteriormente, un escritor valenciano, Vicente Clavel Andrés, fundador en Barcelona de la Editorial Cervantes, inventó la fiesta pensando en un presunto aniversario.  Pero no fue en abril, sino en octubre. Posteriormente, el 9 de febrero de 1926 se firmó un Real Decreto por el que “las universidades, escuelas, bibliotecas, y dependencias militares debían dedicar ese día sesiones públicas a la lectura. Ayuntamientos y Diputaciones subvencionarían la compra y el reparto de libros. Esto ocurría en Barcelona y luego se exportó al resto de España a partir de 1930. Ya más tarde, la UNESCO, en el año 1995, declaró el día 23 de abril Día Mundial del Libro y de los Derechos de Autor.

Habría que hacerse otra pregunta: ¿Qué había ocurrido en ese día para que fuese elegido? La explicación, fácil pero no del todo cierta, como intentaré demostrar, es que es ese día, el año 1616, habían muerto dos de los más grandes escritores de todos los tiempos: Miguel de Cervantes y Wiliam Shakespeare, a los que habría que añadir un cronista y escritor hispano-americano: El Inca Garcilaso de la Vega.

Los datos en los que se basan las autoridades para la elección de esta fecha, el 23 de abril, están sujetos a distintas interpretaciones y, sobre todo, a una investigación más rigurosa.

El nacimiento de Cervantes se lo han disputado Madrid, Toledo, Consuegra, Alcázar de San Juan, Córdoba, Sevilla, Lucena y algunas más, como cada día leemos u oímos.

Parece que triunfa más la versión de que Cervantes nació en Alcalá de Henares, aunque no se sabe la fecha exacta. Sabemos que fue bautizado el día 9 de octubre de 1547 en la Parroquia de Santa María la Mayor. Se supone que nació el 29 de septiembre y que, posiblemente por ello, le pusieron el nombre de Miguel. Paro hay otra versión, muy extendida también y defendida en algunos libros: Un amigo y compañero de Antequera, Paco Díaz, me regaló un separador de libros que reproduce parte la página 21 del Acta del Libro Bautismal (1556-1635) de la Parroquia de Santa María la Mayor de la Villa de Alcázar de San Juan en la que en una cara aparece una fotocopia del texto original y en la otra la transcripción que reza así: “En nueve día del mes de mil quinientos y cincuenta y ocho bautizó el reverendo Señor Alº Díaz pajares,  un hijo de Blas de Cervantes Sabedra y de Catalina López que le puso el nombre de Miguel, fue su padrino de pila (…) De Ortega, acompañados de Julián y Francisco Almendros y sus mujeres de los dichos.” (Al margen izquierdo, con grafía distinta figura “este fue el autor de la historia de don Quixote”) (Sic).

Este dato, cuestiona el anterior y es puesto en duda por la crítica, aunque el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan “Alcázar y su historia” lo defiende y, basándose en que allí está la partida de bautismo, afirma que nació allí. Hay, también un libro “Dos Migueles y un autor del Quijote”, de Román Alhambra, Luis Miguel, en el que se trata esta cuestión que, según el periódico ABC, la sigue defendiendo el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan.

Más certeza se tiene acerca de su muerte: Muere el 22 de abril de 1616. Fue enterrado en el Convento de las Trinitarias de la Calle Cantarranas, hoy Lope de Vega, de Madrid. La partida de defunción, –que entonces era de sepelio, según Rodríguez Marín– de la parroquia quedaba redactada así: “El 23 de abril de 1616 murió Miguel de Cervantes Saavedra, casado con doña Catalina de Salazar, calle de León. Recibió los Santos Sacramentos de mano del licenciado Francisco López. Mandóse enterrar en las monjas Trinitarias. Mandó las misas del alma y lo demás a voluntad de su mujer, que es testamentaria, y al licenciado Francisco, que vive allí”. (sic)

Como se podrá comprobar, se toma la fecha del sepelio y no la su muerte para conmemorar el Día Mundial del Libro.

También pasa algo extraño en cuanto a W. Shakespeare: Es muy probable  que su nacimiento fuese el 23 de abril de  1564 y que, con seguridad, se bautizó en la Iglesia de la Santísima Trinidad de Stratfort-upon, Warwickshire el 26 de abril de ese mismo año y sabemos que debido a las distintas maneras de computar el tiempo, los días, o sea, por tener calendarios diferentes,  murió, en esa misma ciudad en que se bautizó, el día 23 de abril de 1616, según el calendario juliano, 3 de mayo según  el calendario gregoriano, el mismo día que cumplió 52 años. 

Más claros están los datos del denominado, desde 1563, como Inca Garcilaso de la Vega, que se llamaba Gómez Suárez de Figueroa y que murió en España, Córdoba, el 23 de abril de 1616 y que fue escritor e historiador de ascendencia hispano-andina. También conocido como el “Príncipe de los escritores del Nuevo Mundo”. Fue hijo del conquistador español Sebastián Garcilaso de la Vega, de la nobleza extremeña y de la princesa Inca Túpac Yupanqui. En el bautizo se le impuso el nombre de Gómez Suárez de Figueroa, que después se lo cambió en España por el de Inca Garcilaso de la Vega. Ya en España, residió en la ciudad cordobesa de Montilla, donde residía su tío Alonso de Vargas.

Para decidir la fecha del 23 de abril como el Día Mundial del Libro, la UNESCO también tuvo en cuenta a otros autores que habíannacido o muerto en ese mismo día, aunque en distintos años, como: Maurice Druon (1918), HaldorKiljanLaxness (1902), Vladimir Nabokov (1899); Josep Pla y Casadevall ( 1981), Manuel Mejías Vallejo (1923) y WilianWorldsworth (1850).

En esta ocasión, el Día Mundial del Libro nos invita a reflexionar acerca de dos autores por distintos motivos. Uno, Elio Antonio de Nebrija, porque en este año 2022 se celebra su 5º Centenario y el otro, o mejor, la otra, Cecilia Böhl de Faber, Fernán Caballero, porque es la autora del Año elegida por el centro Andaluz de la Letras, dependiente de la Consejería de cultura de la Junta de Andalucía.

Fernán Caballero, para el Centro Andaluz de las Letras, CAL, representa “un eje clave de la historia literaria española del siglo XIX”.

La Junta de Andalucía, en un comunicado, ha expresado, también, que este Día Mundial del Libro de 2022, se rendirá homenaje a Rafael Guillén, Jorge Saramago, Vicente Nuñez y José Manuel Caballero Bonal.

Volviendo a Fernán Caballero, la Junta de Andalucía destaca que “con este homenaje, se busca devolver la importancia que tuvo como creadora” y que su intención es “abordar su figura desde la modernidad y revisar los clichés que la han definido como símbolo de cierta corriente reaccionaria.” Continúa afirmando que “con este nombramiento, se busca ahondar en su obra y en su vida con una mirada contemporánea ajena a los tópicos que en ocasiones han eclipsado la fuerza “creadora e innovadora” de esta escritora “poliédrica y contradictoria”.

Los demás escritores citados, son homenajeados: A Rafael Guillén, por su trayectoria literaria y ser uno de los autores más importantes de la “Generación de los 50”; a Vicente Núñez por conmemorase cincuenta años de su muerte; a José Manuel Caballero Bonal por cumplirse un año de su muerte y a José Saramago, con la publicación en “Clásicos Singulares” de un libro de Mercedes de Pablos, sobre Saramago.

“Cuadernos Didácticos” destinado a jóvenes andaluces publicará un libro sobre Elio Antonio de Nebrija, ya que en este año 2022, se conmemora el V Centenario de su muerte en Alcalá de Henares en 1522. Humanista  que ocupa un lugar destacado en la historia de la lengua española por ser el autor da la primera gramática castellana (Gramática castellana). Fue además, historiador, pedagogo, gramático, traductor, exégeta, docente, catedrático, filólogo, lingüista, lexicógrafo,  impresor, editor, cronista real, escritor y poeta. Su V Centenario ha sido declarado en España “Acontecimiento de Excepcional Interés Público”. Relacionado con este acontecimiento, la Real Academia de Nobles Artes de Antequera tiene previsto la organización de varias actividades, ya que una de las primeras ciudades en las que se fundó una imprenta, tras su invención por E. A. de Nebrija, por sus sucesores, fue Antequera y en ella se editaron libros de gran interés. Con esta publicación, el castellano se convirtió en la primera lengua culta de Europa, después del griego y del latín. Publica su libro porque, dice él, “los miembros e pedazos de España que estaban derramados por todas  se redujeron a un cuerpo  y unidad de reino” y para dar un medio para aprender el castellano a los que no lo conocen  ni lo hablan por uso, pensando, sobre todo en  “los muchos pueblos bárbaros e naciones de peregrinas lenguas que España sometiere a su yugo y que tendrán necesidad de nuestra lengua”. 

Para demostrar la importancia que la existencia en Antequera de una de las primeras imprentas, citaré algunos de los libros impresos en ella: Tenemos constancia, por un ejemplar que se conserva en la biblioteca Universitaria, que a principios del siglo XVII ya se publicaron libros de Elio Antonio de Nebrija en Antequera, en la imprenta de Agustín Antonio de Nebrija y en 1612 se cita la existencia, no comprobada, de sendas ediciones en Antequera, de Instituciones y del Diccionario a cargo de un bisnieto de Elio Antonio de Nebrija. También en el año 1534 edita Elio Antonio en Antequera Vafre dicta philosopharum, colección de hechos y sentencias memorables de los filósofos, de la que existen ejemplares en las bibliotecas sevillanas. Es interesante resaltar que en la obra Introductiones latinae, Nebrija recoge conclusiones de los principales representantes del humanismo y, en particular, de Lorenzo Valla, quien acompañó al Infante D. Fernando en la conquista de Antequera.

Cuando se trata de focos de ediciones de libros de Elio Antonio de Nebrija, se suelen citar a Granada y a Antequera que solían editar desde 1536 hasta finales del siglo XVII. En el Catálogo Colectivo de la Obra de Elio Antonio en la Capital Hispalense, Antequera figura como núcleo importante de producción de su obra. También en dicho catálogo figuran como libros impresos en la imprenta Agustín Antonio de Nebrija, en Antequera los siguientes: 1573. Hymnorumrecognitio; 1577. Sapientium dicta vafre et acutissime; 1595 Dictionarium; 1599. Institutio Grammatica. Datos que tenemos que añadir a los muchos méritos e importancia que en las Letras tuvo nuestra ciudad en los Siglos de Oro.

El Dr. Alonso García de Yegros, en su Historia de la Antigüedad y Nobleza de la Ciudad de Antequera titula el capítulo XCIV: Acerca del maestro Antonio de Nebrija, trata como hijo adoptivo de Antequera a un Antonio de Nebrixa y aclara que no se refiere al Maestro Antonio de Nebrixa, sino a otro Antonio de Nebrixa nieto del anterior. Y se refiere a é afirmando que “su arte y vocabulario ha sido el cimiento de tantos edificios de letras como ha tenido España: gloriándose esta ciudad con tan ilustre Varón hijo suyo””.

No quiero terminar sin aludir a la peculiaridad del Día Mundial de Libro en Cataluña. En esta Comunidad Autónoma, en ese mismo día, 23 de abril, se celebra el día de su santo patrón, San Jorge, san Jordi para los catalanes y se unió a esta celebración del Día Mundial del Libro otra, propia de ellos: La de regalar a la mujer una rosa. Costumbre que nació en Barcelona, en la Feria de los Enamorados, datada ya en el siglo XV. Esta tradición manda regalar a la mujer una rosa, que esa rosa sea roja, porque es símbolo de pasión, que fuese acompañada de una espiga de trigo, ya que representa la cosecha y la fecundidad y que ambas vayan atadas con un lazo con la Senyera.

DiadelLibro 2022

 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 23 de abril de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).
 
 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes