miércoles 21 febrero 2024
InicioCofradíasCarmen Díaz acerca a los niños al Señor de la Pollinica

Carmen Díaz acerca a los niños al Señor de la Pollinica

La Cofradía de la Pollinica celebró el pasado sábado 25 y domingo 26 de noviembre la festividad de Cristo Rey del Universo, con una solemne Eucaristía y una oración realizada al Señor en su Entrada a Jerusalén por Carmen Díaz González.

El sábado por la tarde, el trinitario Antonio Jiménez ofició esta solemne festividad en la que además se presentó la donación de una marcha por parte de sus hermanacos dedicada al Señor titulada “Hossana al Rey de San Agustín”.

Ya al día siguiente, el domingo 26, oración al Señor a su Entrada a Jerusalén que condujo la secretaria de la cofradía, Sonia Sánchez. En este acto, se entregó una medalla a los hermanacos que cumplen 15 años bajo las andas del Señor y se presentaron a dos nuevas niñas de hebreas. María Rosales, oradora del pasado año, se encargó de presentar a la persona de Carmen Díaz, cofrade y cristiana, destacando su labor en las cofradías todo este tiempo.

Sentimiento cristiano y cofrade unidos

Carmen, comenzó con una clara declaración de intenciones en su oración: “Abre mi corazón, mis oídos y mis labios para proclamar tu alabanza y dejarme empapar de tu palabra”.

Destacó la importancia de esta festividad y lo que refleja: “Este es nuestro Rey, el Rey del Universo, porque el cruzó lo más recónditos confines de lo humano, entró en la oscura inmensidad del odio y del abandono para iluminar cada vida y abrazar cada realidad. No tenemos un Dios desconocido que está allá arriba en el cielo, poderoso y distante, sino un Dios cercano, tierno y comprensivo, cuyos brazos abiertos consuelan y acarician”.

“Con la fiesta de Cristo Rey se resalta la importancia de Cristo como centro de toda la historia universal. Él es el alfa y la omega, el principio y el fin. Cristo reina en nuestros corazones con su mensaje de amor, justicia y servicio. Su reino es eterno y universal para siempre y para todos los hombres”.

Su sentido cristiano y cofrade se dieron la mano, porque no se puede entender uno sin lo otro, y con la imagen de Jesús a su Entrada a Jerusalén como recalca la biblia dijo “hossana” (sálvanos) elevando distintas plegarias sobre la vida, las envidias, la debilidad del ser humano, la guerra, las familias y también dio gracias por toda su entrega hacia nosotros.

Concluyó acercando al Señor a los niños, a los que le acompañan cada Domingo de Ramos en la calle, mostrando esa unión personal con Él: “Tú sabes que el cariño que le tengo a tu imagen es por mi hija, porque la primera vez que salió en Semana Santa vestida de mantilla fue contigo (…). Imágenes grabadas a fuego en mi corazón”. Invitándola a su hija a rezar juntas por todos los niños: “Jesús de los pequeños, Nuestro Rey especial, ayúdanos a que todos los niños puedan llegar a ti. A los que no te conocen, sé el camino de los niños que están por llegar. Lleva la paz a los niños de la guerra. Lleva el alimento a los niños que viven en pobreza. Ayúdame a ser luz para los demás. Gracias por estar siempre presente en mi vida y por tener la suerte de vivir en una familia cristiana. Amén”.

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes