miércoles 29 mayo 2024
InicioEditorial28-F, otro recordatorio para trabajar por Andalucía

28-F, otro recordatorio para trabajar por Andalucía

Dice la Historia que los primeros movimientos regionalistas, surgieron en Ronda y en Antequera, en el siglo XIX. No se entendían como separatistas, como lo que hoy enarbolan algunos de otros rincones de España, sino que, reafirmando su españolismo, sí que buscaban recuperar la propia identidad andaluza, sus características especiales, mal entendidas en muchas partes de España, y ocupar dentro de ella el lugar que por Historia, Cultura, Tradiciones, superficie y habitantes, le correspondían.

A raíz de la Transición, se establece la fecha del 28 de Febrero –este año, por caer en domingo, el día 1 de marzo— no para que sea un día más de asueto, una oportunidad de aprovechar «un puente» en la Semana Blanca, sino para que los andaluces recapacitemos en lo que pretendían quienes crearon estos movimientos, para que nos examinemos en la asignatura de saber si hacemos lo suficiente por nuestra Andalucía, convencidos de que es una forma de hacerlo por España.

No es un «chauvinismo», sino la simple constatación de la realidad: Andalucía, desde la Prehistoria –Dólmenes de Antequera, Cuevas de Nerja, El Gato, el Toro (en el Torcal de Antequera) y Los Millares– hasta la época actual, ha dado figuras políticas, militares, artistas, literatos, poetas, inventores, de relieve igual o superior al de cualquier parte de España y muy por encima de la mayoría de regiones europeas. Los andaluces de hoy, presumimos de ellas, pero no debemos quedarnos ahí. Hace falta unión, olvidarnos de nuestras ideas particulares a otros niveles y revestirnos de los ideales andaluces para poner Andalucía donde se merece. Utilizar sus recursos y producciones y potenciarlos, para ponderar y cantar la singularidad de sus aceites, de sus trigos, de sus panes y dulces, de sus frutas, de sus jamones y conservas, más toda la producción industrial que sobrevivió al expolio que padecimos en beneficio de otras regiones, amparados por políticos partidistas que nos consideraban como «tierra de señoritos y terratenientes», sin caer en la realidad, social, civil y económica que suponíamos para el conjunto de España. Y se llevó una mano de obra barata, despoblaron nuestros campos, nos hicieron súbditos de sus producciones, hasta querer borrar tantos siglos de historia e importancia, tanta figura clave en la Historia –hoy estúpidamente ignorada– de España…

 

Pues a potenciar lo nuestro es a lo que nos invita el 28-F, este año 1-M, como se empieza a hacer en muchos centros docentes, para que nuestros estudiantes se impregnen de ello, a sacar a Andalucía de injusto puesto asignado, y levantarla para que ocupe el lugar que en justicia merece. Pero si eso tienen que dárselo «los demás», somos nosotros, cada uno en su parcela, quien tiene que entregarse –por eso decimos lo de olvidar lo que personalmente nos separe y ahondando en lo que nos une–, consumiendo y valorando nuestros productos, exaltando a nuestras figuras, invirtiendo en nuestras industrias, prefiriendo lo nuestro, para, presumiendo de españoles hasta la médula, ser, además, ¡nada menos que ANDALUCES!

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes