viernes 19 julio 2024
InicioEditorialLa Agrupación tiene trabajo para el 2024

La Agrupación tiene trabajo para el 2024

Desde el 2017 no se vivía una Semana Santa tan espléndida. La lluvia estuvo presente en los años 2018, 2019 y 2022, y en 2020 y 2021 se suspendieron por completo. Llega ahora el 2023 y el 2024 está más próximo de lo que s espera.

Estamos seguros que todas las cofradías, incluso la Agrupación, habrán sacado el bloc de notas con propuestas para mejorar. Comenzamos. Domingo de Ramos. El público respondió más de lo que esperaba la propia cofradía. Sin grandes desembolsos, el trono del Señor Orando en el Huerto demostró lo que puede hacer el talento local. Los niños siguen siendo la asignatura pendiente del cuerpo procesional. ¿Hay conciencia que ahí deben de empezar la vida cofrade? Por contra, hubo cofradías con más niños en sus procesiones que en la que debería de ser.

Lunes Santo. ¿Habrá cosa más emotiva que el canto de la Coral de San Sebastián este año? ¿Y lo que se consiguió con el palio púrpura? Los Estudiantes, primera cofradía a la que no le va el recorrido oficial actual.

Martes Santo. ¿Quién dijo que las calles estrechas y los barrios no están para pasar por ellos? Sin palabras como fue el tránsito entre Porterías, La Vega y Laguna y qué decir de la Cruz Blanca al salir y volver. Por cierto, las saetas. ¿Desaprovechadas en la ciudad? Lo de Luis Perdiguero, de diez.

Miércoles Santo. Quien no vea lo que aporta La Legión, no sabe lo que aporta a la ciudad. Traslado legionario inmenso y con paisanos en sus filas. Por la noche, se nota la disminución de penitentes en sus filas, algo común salvo en Estudiantes y Consuelo. Las bengalas, ¡lo que aportan al final de un trayecto!

Santo jueves. Lo del desencuentro tiene que corregirse. Si no lo hacen las cofradías con sus directivas al frente tras el clamor popular de las aceras y hermanacos, ¿hora de que intervenga la Agrupación, o incluso el Ayuntamiento?

La cofradía del estilo antequerano no bastó con su museo y el cuerpo de penitentes y la respuesta en la calle comparada con el Consuelo, evidenció lo que los directivos seguro habrán tomado nota. Los Servitas tendrían que ser la cofradía referente de la ciudad. Y su forma de procesionar, la común a todas.

Mientras, los del Consuelo, consiguen el éxito, siguiendo las directrices de otras localidades y eso a la acera le está gustando.

Viernes Santo. Faltó el “encuentro” en San Sebastián. ¿Se darán cuenta para el 2024? No todos los que están en San Sebastián pueden subir o encontrar un sitio en la “Citarilla”. Son hermandades, no museos cofrades. ¿Se solventa antes de la próxima Cuaresma?

Soledad. Ya no están solos durante el recorrido oficial. Una cofradía a la que también le afecta tanto trayecto. La zona de Las Descalzas y San Sebastián demostró que no están solos. El canto del miserere y gregoriano, es ya parte de su estilo.

Resucitado. ¿Algo más que una procesión? Del clero y la ciudad depende. Si la Semana Santa no termina el Viernes Santo y el Domingo de Resurrección es el día más importante: ¿se hace posible?

Semana Santa. Antequera ha ganado en público y promoción del exterior, pero le falta la de casa. Sólo hay que ver los balcones decorados y con gente en las procesiones.
Hay trabajo para todos y la experiencia nos dice que si se hace ahora, en caliente, mejor que en la próxima Cuaresma, cuando ya se ha olvidado casi todo lo vivido en este 2023.

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes