lunes 24 junio 2024
InicioOpinionesDe Max von Sydow a Jim Caviezel: la huella de Jesús

De Max von Sydow a Jim Caviezel: la huella de Jesús

Desde que aproximadamente en 1898 se filmase en cine las primeras imágenes en torno a la dramatización de la pasión y muerte de Jesús de Nazaret, han sido diferentes los intérpretes que han dado vida al maestro. Sus interpretaciones han transcendido la pantalla, sembrando en nuestros corazones la inquietud. La figura de Jesús de Nazaret no es un cliché. No es posible abordarla desde una perspectiva de estudio de trabajo interpretativo al uso. Una de las mejores películas de la historia de la pasión y muerte del nazareno, por su plasticidad cinematográfica es sin duda “La historia más grande jamás contada”.

Al tremendo esfuerzo de producción desarrollado en 1965, se le une el espléndido trabajo de Max von Sydow. Su interpretación supuso un antes y después en su carrera. Podíamos decir que la teatralidad de esta producción es como un lienzo en el que volcar tu propia espiritualidad para que este tome vida y tenga un efecto deseado y distinto en los distintos espíritus que la contemplan. A partir de aquí, el resto de futuras producciones intentan dar pinceladas particulares, hasta ese latigazo directo al corazón producido y dirigido por Mel Gibson en 2004, “La pasión de Cristo”. Desgarra al espectador, sin escatimar en la cruda realidad de los acontecimientos, convirtiendo la pantalla blanca en un enorme sudario donde cada espectador reflexiona. Su intérprete principal, Jim Caviezel, tuvo su propio renacer espiritual tras interpretar a Jesús. Fuera de los focos aprovecha cualquier ocasión para realizar catequesis, allá donde se encuentre o se lo pidan. Aprovechando estos días de cuaresma. La tradición y la creencia, nos puede sintonizar con la verdad. Con esa verdad predicada y oculta a veces en el día a día, aturdida, sin despertar. Caviezel, Sydow y otros, tomaron su tiempo para reflexionar sobre la persona de Jesús, y quedaron impactados de por vida. Es hoy, más que nunca, el momento para detenernos un poco. Dejar unos instantes el Tiktok, Instagram, Facebook, YouTube… y buscar en nuestro interior el perfil de Jesús. Contemplarlo, reflexionarlo, hacerlo tuyo. Y compartir su huella. Caviezel, Sydow, Powell… en sus diferentes adaptaciones e interpretaciones, de una u otra forma la compartieron. Una huella única en la historia de la humanidad, el amor expresado y compartido con, por y entre nosotros.

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes