lunes 17 junio 2024
InicioServiciosEsquelasPesar por la pérdida de Manuel Montes, un apasionado del deporte que...

Pesar por la pérdida de Manuel Montes, un apasionado del deporte que fue el héroe y sonrisa de su familia y amistades

El pasado lunes 20 de mayo fallecía a los 62 años, don Manuel Montes Vílchez, una persona muy querida en la ciudad por su familia y amigos, cuya pérdida ha sido muy llorada por lo inesperada que ha sido.

El Deporte era una de sus pasiones. Formó parte de aquel mítico equipo de fútbol sala del “Leche y Habas”, donde unos amigos competían por ganar, pero porque querían mantener y aumentar su amistad, no por otro motivo. Además, abonado y seguidor del fútbol y balonmano en la ciudad, vibrando con los éxitos del deporte local.

Trabajó de marmolista, buscando siempre estar con su familia y amigos. Era esa persona que le gustaba aprender más y más, ahora basándose de los tutoriales de YouTube. Y en las reuniones, el primero que se ofrecía a preparar una paella, siempre con su peculiar humor. Quienes lo conocían lo definen como alguien muy generoso, con fuerza de voluntad, autodidacta, cómico ingenioso, sensible, cuidador, proveedor, protector, risueño, reservado, apasionado, atento, inteligente, valiente, trabajador, luchador, viajero y soñador.

Tras el fútbol y su día a día, se desvivía por su familia a la que siempre tenía presente y buscaba cualquier momento para disfrutar de ella. La clave, su matrimonio, con su mujer Susi Adalid Romero, “su todo”, como a él le gustaba destacar. Y qué decir de su hijos: Alejandro, Gloria y Laura Montes Adalid. Y hasta sus yernos, que lo querían como a un padre: Javi Ruiz Rubio y Carlos Pérez de Guzmán de Miguel. Y si era feliz, qué regalo al ser abuelo con su Enzo.

Y con toda una vida aún por delante, la vida le llevó a sus últimos momentos. Y como él era así, fue quien animaba a los suyos, porque en la familia y los amigos, él encontraba la fuerza de vivir. Deja ese legado a todos ellos, que ni creen aún que puedan ir a esos sitios donde siempre tenía una palabra, un gesto, para saber lo mejor de cada uno.

Te siento en todas partes

La vorágine de dolor, de pavor. Un día previo lleno de amor. Una llamada, quizá dos. Una autovía infinita, que no termina. Tengo que llegar, por Dios. Tus ojos pardos abiertos, miedo, y tus bronquios cerrados. A tiempo, pero no lo suficiente. El oxígeno no quiere entrar (o no puede), y ese mal no quiere salir y se mete dentro.
Familia, manos, abrazo. Grito, llanto, furia.

Sorpresa, incertidumbre, desesperación. Palabras de consuelo que no cumplen su función. Pulmones que no pueden seguir y un pecho que se mueve sin metrónomo, como un caballo desbocado. Una máquina que no se calla, y tu mano derecha que agarra la mía con fuerza mientras la izquierda intenta desprenderse de lo que te ayuda a respirar.

Un punto de no retorno, no esperanza. Inspira, expira, exhala. Inspira, expira, exhala. Pero ya no hay respiración. Te acompañamos hasta tu último aliento, y me parto en dos. Siempre estaremos contigo, campeón. Te prometo que te vas a seguir sintiendo igual de orgulloso de nuestra familia.
¡Gracias por darme la vida, por darme vida, por darme todo. Te siento en todas partes!

GLORIA MARÍA MONTES ADALID

De tu niña

¿Qué podría escribir sobre ti, Manuel? El amor de mi vida. Más de cuarenta años juntos, todo se quedaría corto… Has sido mi vida y mi compañero de viaje, siempre apoyándonos el uno en el otro, guiándome, protegiéndome, siempre enamorados…

Hemos creado una familia maravillosa, y ahí están demostrándote lo que has significado para todos y lo muchísimo que te quieren: tus hijos, tu nietecito Enzo, al que adorabas. Te escribiría tantas cosas que nos faltaría periódico. Lo haré en mi soledad. ¡Por Dios! No me abandones NUNCA. Te necesito. Necesito que me sujetes para poder llevar la situación tan tremendamente dolorosa.

Te quiero y siempre te querré. Gracias a todas las personas que han estado acompañándonos en este indescriptible dolor. ¡Gracias de corazón!

SUSI ADALID

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes