lunes 4 marzo 2024
InicioCofradíasCarlos Montes transmite el verdadero sentido de la Navidad a través de...

Carlos Montes transmite el verdadero sentido de la Navidad a través de un emotivo pregón

La iglesia de la patrona mariana de Antequera, la Virgen de los Remedios, acogió en la mañana de este domingo 15 de diciembre el Pregón de Navidad de la Hermandad de Belenistas “El Nacimiento” a cargo del directivo de la Cofradía del Rescate y de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Antequera, Carlos Montes Corredera.

La secretaria de la hermandad, Coqui Bracho, presentó y dirigió el acto, en el que tras dar la bienvenida, cedió la palabra al pregonero de 2018, el periodista y director de nuestro periódico El Sol de Antequera,  Antonio José Guerrero Clavijo, quien presentó a su sucesor como un entusiasta las cofradías de nuestra ciudad y evocó lo que sus abuelos fueron para sus familias.

Montes no quiso comenzar su Pregón sin antes realizar un saludo a la Virgen de los Remedios. Con una bella música de fondo, inició su pregón diciendo: “Habían pasado miles y miles de años de que Dios, creara el cielo y la tierra de que las aguas produjeran un pulular de vivientes y pájaros que volaran sobre la tierra”.  

El joven pregonero desarrolló repaso histórico por el origen de la fiesta de la Navidad comenzando desde la creación de la tierra por Dios teniendo como principales protagonistas a Abraham, Moisés y David, este último “un sencillo pastor que guardaba los rebaños de su padre Jesé, fue ungido por el profeta Samuel, como el gran rey de Israel”; así como a la Virgen María, José y Jesús “el pastorcillo divino Dios eterno, Hijo del Eterno Padre, y hombre verdadero, que es el Salvador que los hombres esperaban”, dijo Montes. 

Tras los agradecimientos, Montes Corredera destacó la dificultad de pregonar una Navidad hoy en día con los tiempos que corren. “Hemos convertido estas fechas, en días de carreras de tienda en tienda, buscando el mejor de los regalos o las mejor de las ofertas, haciendo de la Navidad una fecha de consumismo, donde ya no nos conformamos con cualquier regalo, ni con un simple detalle, que su verdadero sentido sea tener una muestra de cariño, con algún familiar o persona a la que queremos. Vivimos en una sociedad, que cuando van llegando estas fechas, solo piensa en el pedazo de fiesta que se va dar en noche vieja con los amigos, o el regalo que va a pedir este año…”

 

A partir de ahí, Carlos comenzó a buscar el verdadero sentido de la Navidad a través de sus recuerdos de infancia con el montaje familiar del belén y todos los adornos navideños, la visita a los distintos belenes particulares y al Municipal, la misa del gallo, las celebraciones en familia de días tan especiales como la Nochebuena y Nochevieja llegando a Reyes con su tradicional cabalgata por las calles de Antequera y los regalos que recibían en casa al día siguiente con entusiasmo, alegría y mucha ilusión.

A medida que pasaba el tiempo, ya eran menos las cosas que a Carlos le iban haciendo falta: “Llego una época en la que por reyes nunca quería nada, porque nada me hacía falta. Yo todo lo que necesitaba, lo tenía y era lo justo y necesario; una casa y comida todos los días, cosa que a mis reyes magos le costaba mucho sudor de su frente, para que a mí no me faltara de nada y efectivamente, no me faltaba nada, porque a pesar de tener poco, lo tenía todo”. 

Montes señaló que solo ha habido una cosa que nunca ha faltado en su vida en sus navidades: “Ese niño chiquito, que dio origen a todo esto con su humilde y pobre nacimiento. Ese nacimiento que recuerdo todos los años en casa, poniéndola patas arriba. Nunca me faltado EL ni la fe. Cuando recreaba su humilde nacimiento en un pesebre, me veía reflejado, porque quizás a los dos nos pasaba lo mismo, que él, aun habiendo nacido pobre también lo tenía todo”.

Tras ello, el pregonero exaltó la Navidad a través de bellas palabras buscando el sentido verdadero de la misma. Como no podía ser de otra manera también tuvo palabras para los belenistas: “Ellos, cada año echan su imaginación a volar, y con sus manos se ponen a crear. Hacen que estas fechas no sea una cosa solo del mes de diciembre, hacen que dure todo el año, en el que no se deja de trabajar, de cara a una nueva navidad, para que Antequera no se quede sin su belén municipal y como no también, abriendo las puertas de sus hogares, para hacernos disfrutar de las maravillosas escenas, que recrean el nacimiento de Cristo, en nuestra querida ciudad. Así, que mientras haya belenistas habrá Navidad…”. Seguidamente, Carlos hizo un llamamiento a vivir la Navidad todos los días del año “recordando que Jesús nace todos los días”, así como pidió a todos que no se esperen a estas fechas para ser cristianos.  

Por otro lado, animó a las distintas corporaciones de la ciudad, en especial a las hermandades y cofradías a continuar trabajando en proyectos de obras asistenciales para que todo tenga un sentido. Después de unas bellas palabras a la madre de Dios con un ‘Sin madre no hay hijo y sin hijo no hay madre’ donde destacó la suerte de tener dos madres “la que nos cuida desde el cielo y la que nos cría en la tierra” y que hay que cuidarlas siempre.  

Por último, invitó a todos a vivir en plenitud la Navidad en familia buscando el verdadero espíritu de estas fechas tan especiales  y terminó diciendo: “Anunciemos que es la hora, sin parar de cantar, que esto ya está aquí, que ha llegado otro año más. Dejémonos de pamplinas y vamos a disfrutar que otro año más en Antequera es Navidad”. 

 
Más información, edición impresa sábado 21 de diciembre de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).
  
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes