lunes 17 junio 2024
InicioCofradías‘In Aeternvm’: Un recorrido por el patrimonio cofrade de siglos

‘In Aeternvm’: Un recorrido por el patrimonio cofrade de siglos

A falta de procesiones, se ofrece hasta el Domingo de Resurrección, una gran muestra de enseres desde el siglo XVII hasta el propio siglo XXI en cinco espacios en la ciudad. Destacan Santa María (donde se han montado tres palios) y Santa Clara, con una colección de bordados.

 

En los más de cien años de historia de estas páginas se han recogido dos iniciativas soñadas por los cofrades: una procesión magna y un museo de arte sacro-cofrade. Una cosa ha sido la idea y otra bien distinta la realidad. En el caso de las procesiones, ha habido cinco intentos en los últimos años, pero no se llegaron a materializar; en el caso de lo segundo, son las exposiciones temporales las que han mostrado la realidad que podría ser. A las de 1969, 1972, 1985, 1996 y 2004, se suma ésta de mayor número de espacios y enseres expuestos en general.

 ‘In Aeternvm’ es la iniciativa del Ayuntamiento que desde el 19 de marzo al 4 de abril se puede visitar en sus cinco sedes: Santa María, Santa Clara, dos salas del Museo, la sala de la Casa de la Cultura y la del Ayuntamiento de Antequera. Este año, de nuevo no habrá procesiones, aunque sí se podrán visitar las imágenes en sus templos durante la Semana Santa, donde hay cofradías que montarán altares extraordinarios y otras que incluso prepararán sus tronos, como la del Socorro que mostrará a la Virgen en su palio en el interior de la iglesia de Santa María de Jesús. Y junto a todas las sedes, esta iniciativa que se inauguró en la tarde del jueves 18 de marzo como recogemos en la edición del sábado 20. En ella pueden recordar las intervenciones del alcalde de Antequera Manuel Barón; el presidente de la Diputación de Málaga Francisco Salado; el arcipreste de la ciudad Antonio Fernández, la presidenta de la Agrupación de Cofradías Trinidad Calvo; y el comisario de la muestra José Escalante.

Con entrada gratuita, de 10 a 14 y de 16 a 20 horas, con controles de aforo, es un reclamo para la provincia de Málaga que tiene en Antequera un lugar especial por mantener el llamado estilo antequerano con imágenes del siglo XVI y patrimonio del XVII hasta nuestros días. En las cinco sedes se expone una colección de 89 enseres de las cofradías, 34 reproducciones de obras de José María Fernández, 18 documentos alusivos a cofradías, templos o autorías de imágenes, 6 grabados y 3 carteles de hermandades. Todas con una imagen en común: la escultura del “Cristo de las Penas” del Carmen, motivo del cartel, realizado con una fotografía de Raúl Pérez. 

En conjunto, un recorrido por la historia del patrimonio de las cofradías entre cuyos enseres van desde las bambalinas del Cristo Verde de principios del siglo XVII hasta el libro de reglas del Rescate presentado en este año 2021, realizado por el artista local Ángel Sarmiento. En Santa María destacan los tronos del Santo Entierro y los palios con sus mantos de la Virgen de los Dolores, la Virgen de la Paz y la Virgen de la Soledad. Todos sin andas y a ras del suelo, con ánforas, candelabros, peanas y posamantos, sin sayas ni coronas y con el manto a su caer. Se intentó que fuera el palio de la Virgen del Socorro, pero al no poder trasladarlo por imposibilidad técnica, la Cofradía ha buscado la alternativa de montarlo en su templo.

{gallery}2021/multimedia/fotogalerias/SS_2021_InAeternum{/gallery}

 

Santa María: una amplia muestra de enseres procesionales de la Semana Santa

El enclave más llamativo es Santa María. Nada más entrar, el Cristo de las Penas de la iglesia del Carmen, imagen de Juan Bautista del Castillo (1581-1657), da la bienvenida con el espectacular fondo de contemplar los tronos de palio de la Virgen de los Dolores, la Virgen de la Paz y la Virgen de la Soledad, junto a la urna del Santo Entierro. Tras admirar la imagen, la nave central abre un pasillo con dos maceros (uno del Rescate y otro del Consuelo), dando paso a todas las cofradías y épocas, así como estandartes y soles para terminar con una túnica de campanillero de lujo y otra de hermano mayor de la Cofradía de Servitas, antes de poder ver de cerca los tres palios.

El recorrido empieza donde está situada “La Tarasca”, reproducción que se basa en las que se procesionaban en el siglo XVIII en el Corpus Christi de Granada  y que se cedió a Antequera con motivo de una iniciativa de ‘Andalucía Barroca’ y que sería del estilo de las que también se procesionaron aquí entre los siglos XVII y XVIII. En la nave de la Epístola, se exponen en vitrinas las bambalinas del Cristo Verde, de principios del siglo XVII, además del palio antiguo del Nazareno de la Sangre, que van a ser ahora restauradas.

Es cuando te encuentras con el primer palio, el de la Virgen de los Dolores, del siglo XIX, donde se puede observar de cerca la restauración del manto de Antonia Palomo (ver páginas 72 a 82), la peana sin flores y los ángeles de Andrés de Carvajal, y si se acercan lo que se le permita, el nombre de los donantes de los tubos de plata, en la base de los mismos. Le sigue el de la Virgen de la Soledad, con palio de 1846; varales de 1924 realizados por Felipe Castillo; y la peana de 1787 de Miguel María de Carvajal. Bajo el baldaquino, la utilizada como Cruz Guía de la Cofradía de la Soledad, y a sus pies la peana de camarín del Señor Caído de la Cofradía de los Dolores con una túnica de la imagen. Y entre ambos, el antiguo palio de La Soledad del siglo XVIII.

Empezando ya por la nave del Evangelio, la urna del Santo Entierro, cuyos frontales y faroles son de 1939 realizados por Francisco Palma Burgos y restaurados en su totalidad por Navas Parejo en 1943. En el centro, la urna funeraria de 1773 de Miguel Rodríguez, dorada por Gregorio de Alcobar en 1791 y con ángeles de Miguel María de Carvajal. Al lado, el imponente palio de la Virgen de la Paz. De comienzos del siglo XIX, donde destaca la peana tallada por Antonio del Castillo en 1682, siendo la pieza más antigua que se procesiona en Andalucía, ya que el paso del Gran Poder de Sevilla es de 1688.

Cierra la muestra una túnica de campanillero de lujo de la cofradía del Carmen, así como una parte de las bambalinas de la Virgen de la Piedad, bordadas entre 2002 y 2004 por los talleres cordobeses de Mercedes Castro. Y para concluir, una pantalla para admirar las últimas procesiones por Antequera, con vídeo montado por David Crespo y con algunas imágenes del Viernes Santo de este periódico.

La segunda gran sede es la de la antigua iglesia de Santa Clara, que acoge una muestra textil donde destaca el manto azul de la Virgen del Socorro, de 1865, restaurado el año pasado por Sebastián Marchante y la túnica del Nazareno de ‘Arriba’ de 1878. Nada más entrar, una colección de zapatillas de campanilleros de lujo y luego una colección de siete túnicas de los mismos, de las cofradías de La Pollinica, Dolores, Paz y Socorro, donde destaca en una de ellas, la confeccionada con parte de bordados de finales del siglo XVIII del antiguo manto de la Virgen de los Dolores de Alejandro Eugenio del Rubio.

Ya entrando en la nave de la iglesia, el antiguo estandarte de la Cofradía del Consuelo, la túnica de hermano mayor de la Virgen del Socorro, así como la cruz procesional del Nazareno. Más túnicas de imágenes crísticas, como las del Señor Orando y el Señor del Rescate, así como del Niño Perdido. Y bajo el coro alto, las sayas de la Virgen de la Vera Cruz, de la Paz y el Socorro, dando paso al citado manto de la Virgen del Socorro.

En el Museo de la Ciudad de Antequera, dos salas: enseres de platería en la Sala Acorazada (cuyas piezas habituales no están expuestas estos días), con potencias, coronas de espinas, puñales, cíngulos, pértiga, resplandores y escapulario. Y en la sala de exposiciones temporales “Manuel Cascales”, con 34 reproducciones de obras sacras y cofrades de José María Fernández en un nuevo homenaje (con la exhibición de dibujo del Cristo de la Buena Muerte de Málaga y del Cristo Yacente de Gregorio Hernández), así como el nuevo sayón del trono del Señor del Mayor Dolor, obra del imaginero malagueño Juan Vega, y tres coronas (Consuelo, Paz y Consolación y Esperanza).

La sala FIAP de la Agrupación Fotográfica Antequerana (AFA) en la Casa de la Cultura acoge una muestra fotográfica sobre la Semana Santa de Antequera con aportaciones de socios de dicho colectivo que suman 48 láminas enmarcadas. Por último, en la Sala de Exposiciones ‘Antonio Montiel’ del Ayuntamiento de Antequera: una selección de documentos históricos (relacionados con las órdenes religiosas, imágenes, templos y cofradías), grabados y carteles de Semana Santa. Sala presidida por la Santa Cruz de Jerusalén, así como con dos gallardetes de plata del Socorro y cuatro tarjetas de la cofradía del Consuelo que recogen a los cuatro evangelistas pintados por Eloy García. Entre los documentos: letras patentes otorgadas en delegación apostólica por el Vicario General de la Orden de Predicadores, Fray Marcos de Valladares, fechadas en Roma, en el Monasterio de Santa María supra Minerva, el 20 de enero de 1586 a Santo Domingo. Los libros de reglas de 1620 y del siglo XVIII, así como y el de cabildos de la Cofradía del Socorro de 1813. Libro de actas del siglo XVIII de la Cofradía de la Soledad. De las hermandades de los orígenes de la Cofradía de los Estudiantes: inventario de 1756 y el de caudales de 1786. Libro de cuentas de 1784 a 1831 de la Cofradía de los Dolores. Cinco bocetos de tronos de la Cofradía de la Soledad, así como novenarios, grabados y las cubiertas de los estatutos del Rescate, presentadas en 2021 por el artista local Ángel Sarmiento.

 

En resumen, según los hermanos mayores, cada cofradía ha aportado en enseres: Pollinica, túnica de campanillero de lujo, rama de olivo en plata de ley, túnica del Señor Orando, corona dorada de la Virgen, potencias de la Pollinica y del Señor Orando. Estudiantes: bambalinas de los palios verde y burdeos, saya burdeos de la Virgen de Felicitación Gaviero, dos platos limosneros, pértiga de mayordomo, potencias del Nazareno de la Sangre, potencias y corona de azucenas del Cristo Verde. Rescate: túnica del Señor, corona de espinas, libro de reglas, bambalinas del palio de la Virgen y túnica de macero. Mayor Dolor: el nimbro del Señor y el nuevo sayón de Juan Vega. Consuelo: antiguo estandarte, zapatillas de campanillero, cuatro cornucopias, corona y potencias de camarín del Cristo, corona y media luna de la Virgen, así comotraje de bocinero. Dolores: trono y manto de la Virgen, peana y túnica del Señor Caído, túnica de hermano mayor del Caído, túnica de campanillero de lujo, otra túnica y zapatillas de campanillero, corona de plata, potencias del Señor Atado a la Columna, ráfaga potenciada del Cristo del Consuelo, y escapulario y puñal de la Virgen. Paz: palio y manto azul de la Virgen, daga, corona de Coronación, saya, potencias y corona del Dulce Nombre, potencias del Cristo de la Buena Muerte, túnica del Niño Perdido y dos túnicas de campanillero de lujo con un juego de zapatillas. Socorro: Sol Eucarístico, Sol Mariano y Estandarte del Señor de plata en su color del siglo XVIII. Santa Cruz en Jerusalén, plata en su color del siglo XIX. Túnica del Nazareno de talleres granadinos de 1878. Manto de la Virgen Luis Reynes de 1865. Túnica de campanillero de lujo. Cruz de plata del Nazareno de 1750. Dos gallardetes de plata de Francisco Durán de final del XIX. Saya burdeos, mangas y manguitos de la Virgen. Túnica de hermano mayor de la Virgen. Cordón y potencias de filigrana de plata dorada del Nazareno y medialuna de la Virgen. Soledad:  clavos y corona, túnica de campanillero de lujo, tronos de la Virgen y del Santo Entierro, Cruz de guía, antiguo palio del XVIII. Resucitado: potencias del Señor.

Es la gran atracción de la ciudad para esta Semana Santa, en la que tronos y enseres no podrán salir en procesión, pero sí podrán contemplarse en cinco espacios, además de lo que cada cofradía prepara en su sede de cara a una semana sin procesiones, pero donde los devotos y curiosos podrán acudir a los templos para recrearse en lo que la ciudad mantiene desde siglos atrás. Por otra parte, esta iniciativa pone en valor la necesidad de exponer los enseres cofrades como ya tiene la Cofradía del Socorro. O los Estudiantes, Consuelo y Pollinica que disponen algunas salas, así como la Casa Hermandad de la Soledad. Habrá que dar tiempo al tiempo y seguir apostando por el patrimonio, conservando el estilo antequerano, manteniendo lo heredado; y en el caso de las influencias de otros estilos, en su caso sumarlas, pero respetando lo anterior. ‘In Aeternvm’ quedará en nuestros recuerdos.

Más información «Especial de Semana Santa de Antequera de 2021» en los puntos de Prensa de Antequera, edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 10 de abril de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).
 
 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes