viernes 14 junio 2024
InicioReportajes600 años del Infante don Fernando como Rey de Aragón, y II

600 años del Infante don Fernando como Rey de Aragón, y II

Así, en su elección, llevada a cabo entre grandes presiones y tensas deliberaciones, precedidas por casi 2 años de acciones diplomáticas y movimientos de tropas durante el interregno, participaron, reunidos en Caspe desde marzo a junio de 1412, tres compromisarios por Cataluña, tres por Aragón –ambos territorios fundadores de la Corona– y tres por Valencia; quedaron al margen los otros reinos vasallos: Mallorca, Cerdeña y Sicilia.

La decisión definitiva se tomó el 24 de junio –6 votos a favor de Fernando de Antequera, 2 a favor de Jaime de Urgell y 1 abstención– y se hizo pública el 28 de junio, con grandes celebraciones, repique de campanas y Te Deum: «decimos y publicamos que dichos parlamentos y los vasallos y súbditos de la Corona de Aragón deben prestar y guardar la fidelidad debida al muy excelente y muy poderoso príncipe y señor don Fernando, a quien deben tener por verdadero rey y señor», al que se definía de la siguiente manera: «en continencia, puro; en obras, justo; en la justicia, firme y derechero; como caballero, muy esforzado. Bienaventurados quienes lo tienen por señor, pues reciben justicia, y paz, y gloria, y seguridad de sus personas y bienes». Así, la decisión tomada por los compromisarios fue asumida unánimemente, excepto por Jaime de Urgell, que dirigió una breve revuelta… que acabó por llevarle a la muerte en prisión.

El compromiso de Caspe y la elección del Infante don Fernando como rey de Aragón se siguen recordando hoy día en tierras aragonesas como el hecho histórico importantísimo que fue, ejemplo de diálogo y concordia. Anualmente, se conmemora y recrea en la citada villa zaragozana por parte de 200 personas todo el proceso de su elección, coincidiendo este año con la fecha exacta de los 6 siglos en que tuvo lugar. Asimismo, se celebraría también en esos días en Zaragoza, Alcañiz y Caspe el XIX Congreso de Historia de la Corona de Aragón. Y todo ello, de alguna forma, tiene que ver con Antequera, pues su toma y repoblación por el Infante don Fernando en 1410 le dieron a él mismo buena parte del impulso y fama necesarios para acceder al trono aragonés. Bien pudiera servir, pues, esta coincidencia entre los destinos de Antequera y Aragón, en meses o años venideros, para estrechar lazos por parte de instituciones públicas o privadas antequeranas, con instituciones o colectivos de los antiguos territorios de tan extensa como variada Corona, que abarcan hoy día las actuales comunidades autónomas españolas de Aragón, Cataluña, Valencia y Baleares, así como las islas de Cerdeña y Sicilia (Italia) y la provincia de Rosellón y Cerdaña (Francia), en forma de intercambios culturales, turísticos, económicos, educativos, humanos o de cualquier otro tipo. Ahí queda la propuesta.

Y, en cualquier caso, para darnos cuenta los españoles del siglo XXI, de la importante, profunda y antigua relación histórica y humana que tenemos entre unas y otras regiones de España; el esfuerzo de siglos, en diversas etapas y acontecimientos, que costó su reunión; y el enorme valor histórico, social, patrimonial, político y cultural que ello conlleva como comunidad humana unida y solidaria, y aprender a valorarlo, amarlo y defenderlo.

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes