martes 16 julio 2024
InicioEditorialEsta Navidad, más que nunca: ¡hay que comer mantecados de Antequera!

Esta Navidad, más que nunca: ¡hay que comer mantecados de Antequera!

Tras una primera ronda de reportajes por las diferentes empresas y conventos que nos endulzan esta época, nos quedamos con un mensaje: ilusión y darlo todo. A pesar de saber la complejidad de la pandemia y lo que se puede o no empeorar: apuestan por contar con más personal (442 ante los 434 de 2019), aunque inician con una menor producción de 5.430.000 kilos (ante los 5.908.000 de 2019), esperando cómo evolucionan los meses prenavideños para aumentarla si tienen más demanda.

 

A pesar de los datos de más casos de COVID-19, cierre de clases y tensión política, cada una de todas estas marcas de mantecados de Antequera, siguen a su ritmo, como siempre hacen año tras año.Madrugan, lo hacen al menos desde finales de julio o principios de agosto, en la época de vacaciones.

Este año a las medidas higiénicas, han tenido que sumar la mascarilla. Pero no les ha importado porque saben que con su trabajo van a endulzar muchos hogares, como siempre, y más esta Navidad que se presenta complicada.

Son un ejemplo de lo que se tiene que hacer mientras que la salud lo permita. Es lo que piden y quieren las empresas y comercios. ¡Trabajar! Para ello se necesita que las administraciones públicas coordinen y gobiernen (seguimos pensando que dejaron pasar el verano pensando en el turismo de sol y playa).Volviendo a los mantecados, a pesar de las mascarillas, no recordamos un año con mayor sonrisa en los empresarios, trabajadores y religiosas. 

Sí, sí, han leído bien: ¡sonrisa! Se nota a pesar de todo.Entre preguntas y respuestas, se animan a insistir en los productos más demandados: los mantecados de canela, los roscos de vino, los polvorones de almendra… Y presumen de innovar con los de pistacho y vainilla y las recetas de chocolate negro y blanco.Ante ello, insistimos en el mensaje de las últimas semanas. Primero, siempre la salud… pero después, ¡vivir!

Y este final de año hay que hacerlo despertándose y dando gracias de poder hacerlo por nuestro propio bien. Desayunas un mollete, aceite y mantecados de la tierra, en casa o en nuestros bares.Ir al trabajo o aprovechar el día en nuestras labores, con optimismo. Cuando se necesite un servicio, buscarlo en Antequera (por ejemplo, en nuestra guía comercial donde tiene todo lo que necesite).Aprovechar los nuevos servicios que se están sumando en los comercios: reparto a domicilio o compra en su página web.

Volviendo a los mantecados, hay quienes se ofrecen a llevarlo a casa. ¡Ya no hay excusa! Y en caso de síntomas de resfriado, gripe o COVID-19: prudencia, precaución y esperar que funcionen bien los servicios de asistencia sanitaria. Siempre querremos que nos atiendan de inmediato, pero cuando lo hagan, piensen que ellos no son los culpables.

Como resumen, este año, ¡endulce el día a día con nuestros mantecados, polvorones y roscos! Y luego camine por la ciudad para conocer sus barrios, así unimos nuestra mejor gastronomía y el ejercicio físico tan esencial para nuestro cuerpo y mente.

 

 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 17 de octubre de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción). 
 
 
 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel.
¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción)
 
NOTICIAS RELACIONADAS

Más recientes